EL PAíS

La emoción de Malva, la travesti más anciana

 Por Emilio Ruchansky

Malva tiene 90 años y es, hasta que alguien demuestre lo contrario, la travesti más vieja de la Argentina. Ayer siguió emocionada el debate parlamentario desde su casa y festejó: “Por fin se abrió la puerta del reconocimiento a la diversidad sexual. Fui perseguida toda mi vida. Fui arrestada, encarcelada, vilipendiada, ultrajada y apaleada”. Luego de escapar de su Chile natal, a los 17 años, Malva pasó gran parte de su vida en el país, aunque debió huir durante la última dictadura militar. “Pasé por Brasil y llegué a Venezuela, en todos lados me perseguían. No tenía derecho a nada, nunca lo tuve”, aseguró.

Con una larga carrera de vestuarista de estrellas como Moria Casán, Carmen Barbieri, Susana Giménez, Zulma Faiad y Nélida Lobato, Malva pasó toda su vida a merced de la arbitrariedad policial. “Desde el gobierno de Perón hasta acá nos ignoraron olímpicamente. Esta Presidenta es la primera que nos dio el lugar que nos corresponde. Y aunque no estoy de acuerdo en algunas cosa, no puedo dejar de resaltarlo: Cristina Fernández de Kirchner fue la única Presidenta en recibir a las travestis. Estuve al lado de ella cuando se aprobó el matrimonio igualitario”, comentó Malva.

Por su edad, aseguró, no tiene intención de tener un documento de identidad nuevo. “Aunque me traten de señora en la calle y de señor cuando voy al banco a cobrar la pensión, a mí no me molesta. Me es indiferente. Esta ley es importante para todos los que viene detrás, para las nuevas generaciones. ¡Que gocen todo lo que nosotros no pudimos disfrutar!”, dijo Malva, cuyas memorias fueron editadas recientemente por el Centro Cultural Rojas, bajo el título de Mi recordatorio.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.