EL PAIS

El conteo de la embajada

Las dudas y sombras sobre las víctimas tienen un dramático ejemplo en el atentado contra la Embajada de Israel, del que hoy se cumplen exactamente 21 años. Se sigue publicitando que las víctimas fueron 29, pese a que en la placa ubicada en la plaza seca de Arroyo y Suipacha, donde estaba la embajada, sólo figuran 22 nombres. La cifra de 29 fue la que inicialmente se difundió en 1992, cuando se produjo el ataque. Recién en 1997, cinco años después del atentado, la Corte Suprema menemista dedicó a un secretario penal, Esteban Canevari, a ordenar el expediente y ver qué pasos se podían dar en la investigación. Como la lógica indicaba, Canevari empezó por tratar de determinar quiénes fueron los muertos: la pesquisa fue tan mala que ni siquiera contaron las víctimas. Ahí fue que la Corte estableció, en forma oficial, que los muertos fueron 22.

Tres ancianas que vivían en el Hogar ubicado frente a la embajada –Lescano de Albarracín, Eguía Seguí y Meyers–; tres obreros bolivianos que trabajaban en refacciones de la delegación diplomática –Siles y los hermanos Machado Castro–; un plomero paraguayo y uno italiano –Leguizamón y Mandaradoni– que también estaban en las refacciones; tres peatones y un taxista que justo pasaban por ahí –Elowson, Quarin, Lonazzi, Caciatto–; el presbítero Brumana de la parroquia ubicada a pocos metros; seis empleadas de la embajada –Berenstein de Supaniky, Sherman de Intraub, Susevich de Levinson, Zehava Zehavi, Droblas y la secretaria del embajador, Saientz–; la esposa del cónsul Carmón y dos altos cargos de la embajada, el agregado Ben Zeev y el ministro Ben Rafael. Total, 22. Con nombre y apellido.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • El conteo de la embajada
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.