EL PAíS

La constancia y la sorpresa

 Por Mario Wainfeld

Lo dicho sobre Malvinas marca la constancia del Gobierno en una línea firme y pacífica. Los párrafos referidos a la ardua coyuntura en Venezuela tampoco innovaron respecto de comentarios presidenciales de días recientes. Cristina Kirchner definió la situación como “golpe suave”, alertó sobre el valor de la paz en la región. Y remarcó que la defensa del presidente Nicolás Maduro nada tiene que ver con su concepción ideológica sino con su legitimidad democrática.

En la Plaza del Congreso volvió sobre el punto: puso más fuego pero no modificó en nada su discurso.

- - -

La sorpresa en materia internacional fue lo referido al memorándum con Irán. La presidenta Cristina reveló un diálogo con autoridades de organizaciones comunitarias de la colectividad judía, tiempo ha. En esa ocasión, los estimuló para que le presentaran propuestas superadoras, distintas a la pactada con Irán, para conseguir que los sospechosos de ese país sean indagados según la ley argentina. La mandataria reconoce que el pacto con Irán se va demorando. Y convoca a quienes quieren que los sospechosos comparezcan en regla ante el juez y el fiscal argentinos para que propongan una metodología eficaz, aunque sea diferente a la pactada, Ofrece, incluso, denunciar (dejar sin efecto) el tratado en ese caso.

La iniciativa parte de un presupuesto opinable, hasta voluntarista: es que existe un modo eficaz y disponible para conseguir ese avance de la causa. Desde ya, eso es bien difícil y explica parcialmente porque el expediente está atrancado, echando telarañas desde hace añares.

Es probable que ese camino no exista, que sea imposible que la investigación (indagatorias a ciudadanos extranjeros de por medio) progrese en Tribunales. Cristina rechaza esa idea, de ahí la salida que articuló.

Ahora coloca la pelota en el campo de las ONG y de la propia oposición. Las exhorta a que estudien a fondo y muestren si tienen algo más eficaz para proponer.

De modo implícito, los pone en el brete eventual de asumir que es inviable encontrar una salida o mostrar su falta de inventiva. Como fuera, “abre el juego”, insta a reemplazar las críticas por propuestas. Es un reto interesante, habrá que ver qué respuestas suscita.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.