EL PAíS › CóMO SIGUE EL EXPEDIENTE

Las tres claves

 Por Raúl Kollmann

A dos meses de la muerte de Alberto Nisman, la tumultuosa investigación afronta todavía más tumulto. Desde el principio, la ex esposa del fiscal, Sandra Arroyo Salgado, juega sus fichas a instalar que Nisman fue asesinado, pero hasta el momento afronta varios problemas:

- Que no está probado el homicidio.

- Que los forenses oficiales, que dependen de la Corte Suprema de Justicia, aportaron más elementos que hablan de suicidio más que de homicidio.

- Las pruebas para incriminar a Diego Lagomarsino son débiles, al punto que ni la propia Arroyo Salgado plantea que se lo indague por el supuesto crimen.

En ese marco, el expediente transitará ahora por tres momentos clave.

- Uno: Hoy, la fiscal Viviana Fein recibirá –si cumplen con lo prometido– a Sara Garfunkel, la madre de Nisman, y a Sandra, la hermana del fiscal. Ambas mujeres adujeron problemas de salud hasta ahora, pero aseguraron que hoy estarán ante la fiscal y que van a declarar. La madre de Nisman fue la primera que entró al departamento y es un testimonio de máxima importancia. Está instalado el rumor de que hay cosas en las que discrepa con Arroyo Salgado, pero nadie sabe si es cierto o no. En algún momento, la ex esposa de Nisman habló de que la muerte tiene que ver con cuestiones económicas. Lo cierto es que Sara retiró el contenido de las cajas de seguridad que estaban a nombre del fiscal y de ella, y en la cuenta de Nueva York figuran tanto Sara como Sandra Nisman. Tal vez las mujeres hablen de las cuestiones económicas.

- Dos: La furia de Arroyo Salgado, acusando virtualmente a Lagomarsino de haber matado a Nisman, la hizo poner sobre la mesa las relaciones económicas entre el fiscal y el informático. El argumento principal de la ex esposa de Nisman es que Lagomarsino proporcionó el arma y –según afirman sus peritos– estaba en el departamento cuando se produjo la muerte. Ambos argumentos son endebles. El primero, porque Nisman también le pidió un arma a un custodio. El segundo, porque es muy probable que se demuestre que la muerte del fiscal fue en la madrugada o mañana del domingo, cuando Lagomarsino ya no estaba. Pero esta guerra atómica contra el informático lleva a su abogado a poner él también las cartas sobre la mesa y exhibir las verdaderas relaciones económicas entre Nisman y Lagomarsino. Incluyen la cuenta de Nueva York, sus movimientos extraños y otros aspectos. Todo esto se va a sumar a los elementos que han surgido en la investigación y que les dan la razón a los familiares de las víctimas que hace rato habían pedido la remoción del fiscal: ñoquis, viajes al Caribe, modelos, boliches.

- Tres: Con la investigación en manos de Fein –como quedó confirmado ayer– a corto plazo se hará la llamada junta médica y la audiencia de criminalistas; o ambas cosas juntas como parece imprescindible. Y también se continuará con el peritaje informático. Por ahora, del expediente no surge ningún dato que aporte a la hipótesis del homicidio, pero habrá que ver qué sale de esas juntas. Y todavía hay mucho camino por recorrer en la investigación.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.