EL PAIS

Un Código que deberá esperar

 Por Irina Hauser

El nuevo Código Procesal Penal aprobado en 2014 para instalar un sistema acusatorio desde marzo de 2016, con protagonismo de los fiscales, oralidad y tiempos más cortos no entraría en vigencia hasta dentro de, por lo menos un año, según pronostican en el equipo del ministro de Justicia entrante Germán Garavano, y lo que empezaron a conversar con la Comisión de Implementación que funciona en el Congreso. Garavano ya trabaja en proyectos para reformular algunos artículos del Código, la ley de implementación y las leyes orgánicas del Ministerio Público y del Poder Judicial. Del Código tiene en análisis entre diez y quince artículos. Por ejemplo, la regulación del juicio abreviado, la reglamentación de la figura del agente encubierto y otros que permitan apuntar a la criminalidad organizada. Esto último podría ir de la mano del traspaso de la justicia nacional a la ciudad de Buenos Aires, y quedarían el fuero federal, tal vez rediseñado, con la criminalidad compleja. La ley de implementación plantearía que comience por Tierra del Fuego y Salta, en forma muy escalonada, por las provincias más chicas. Para el Ministerio Público Fiscal, y quizá de la Defensa, el procurador pasaría a tener un cargo acotado en el tiempo, tal vez de cuatro años, y menos funciones. Podría cambiar el modo de selección y remoción, de ellos, los fiscales y los defensores.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Un Código que deberá esperar
    Por Irina Hauser
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.