EL PAíS › EL GOBIERNO, CON CAUTELA ANTE EL TRASLADO

Silencio discreto de este lado

 Por F.C.
Desde Nueva York

“Moderación y prudencia”, fue la consigna con la que el Gobierno recibió en Nueva York la esperada noticia del traslado de la planta de Ence. La única señal de cierto triunfalismo la dio el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, cuando señaló que “algo de razón teníamos entonces” cuando la Argentina reclamó por la contaminación que causarían los emprendimientos. En el Gobierno esperan ver ahora dónde se relocalizará la papelera española antes de cantar victoria. Si con esta decisión se solucionaba el conflicto o sólo una parte de él, lo explicaba un ministro: “Siempre es mejor tener un problema que tener dos”.

Entre las muchas reuniones que ayer mantuvo el canciller Jorge Taiana se encontró con tres funcionarios de la Cancillería española: su par Miguel Angel Moratinos, la secretaria para Iberoamérica, Trinidad “Trini” Jiménez, y el secretario de Exteriores, Bernardino León. Aunque la organización de la Cumbre Iberoamericana que se realizará en noviembre en Montevideo fue el tema central de los encuentros, la cuestión de las papeleras se tocó. “No se comentó mucho, sólo intercambiaron la información que ya existía sobre el tema”, explicaron cerca de Taiana.

Aunque el Gobierno mantiene una cerrazón al respecto, se sabe que el traslado fue un tema que tocaron Néstor Kirchner y José Luis Rodríguez Zapatero en el último viaje presidencial a Madrid. Incluso, algunos funcionarios argentinos contaron que allí se enteraron de la sorpresa expresada por el entonces flamante presidente de Ence, José Luis Arregui, cuando sobrevoló la zona y se dio cuenta de lo cerca que Botnia había instalado su planta. Pasó el tiempo y el gobierno español habría cumplido con esa promesa bajo reserva. Ahora Ence se relocalizaría a una distancia prudencial de la planta de Botnia y Rodríguez Zapatero, cuando viaje a la capital uruguaya en un mes y medio, podrá encontrar un clima más tranquilo en una región que considera central en el esquema de su política exterior. En Gobierno no quieren admitir el acuerdo con Rodríguez Zapatero, porque probablemente le significaría al español un conflicto con Tabaré Vázquez.

No obstante, en la Cancillería aclaraban que esta vez los directivos e Ence y las autoridades uruguayas no repitan los mismos errores de antaño. Es decir, que antes de fijar la nueve sede de Ence presenten su propuesta en la comisión administradora del Río Uruguay (CARU), de manera que se realicen los estudios que sean necesarios antes de instalarse. De lo contrario, sostenían, no harían más que trasladar los problemas de Gualeguaychú a Colón, la ciudad que queda enfrente a Paysandú donde, según los rumores, podría instalarse la nueva planta.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.