EL PAíS › JUICIO A REPRESORES EN ITALIA

A la espera de una condena

La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, viajó a Italia a testificar en las causas por los desaparecidos italianos durante la dictadura que se siguen a cinco represores de la Escuela Mecánica de la Armada (ESMA). Carlotto sostuvo que les espera “una condena muy grande” a los marinos, que están acusados de “homicidio voluntario múltiple premeditado” por la desaparición de tres ciudadanos italianos.

Los acusados son Jorge “El Tigre” Acosta, Alfredo Astiz, Jorge Raúl Vildoza, Antonio Vañek y Héctor Febres. Todos están imputados por la desaparición forzada y la muerte de Angela María Aieta, madre del dirigente peronista Juan Carlos Dante Gullo; y de Giovanni Pegoraro y su hija Susana, quien estaba embarazada y cuyo hijo nació en la ESMA.

La causa también involucra al represor Emilio Massera, aunque su caso fue separado mientras se determina su estado de salud. Carlotto consideró que hay que “desconfiar” del diagnóstico de demencia en el que se ampara. “Ya hemos visto que en otros países se están muriendo y después aparecen corriendo al encuentro de sus correligionarios”, sostuvo en alusión al dictador chileno Augusto Pinochet.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.