SOCIEDAD › TEJERINA RECIBIO LA NOTICIA EN LA UNIDAD 3 DE JUJUY

“No veía la hora de salir”

 Por Carlos Rodríguez

“Ayyy, no lo puedo creer, es lo que estaba esperando.” En su celda de la Unidad Penitenciaria 3 de Jujuy, Romina Tejerina se enteró, a través de la prensa, de la decisión de la Corte Suprema de la Nación que haría posible su libertad hasta que se resuelva la situación de fondo en la causa en la que fue condenada a 14 años de prisión. “No veía la hora de que ocurriera esto, porque lo que más espero es irme de acá”, dijo la joven de 22 años, durante una breve conversación con periodistas que se comunicaron por vía telefónica con el penal. Su abogada, Mariana Vargas, dijo a Página/12 que la noticia “es muy positiva para todos y sobre todo para Romina, que estaba muy angustiada por la falta de definición. La excarcelación tiene que tener una resolución rápida, de 48 horas, pero antes hay que esperar que llegue todo el expediente, que está en Buenos Aires, en poder de la Corte Suprema nacional”, aclaró Vargas.

La noticia tuvo repercusión en San Pedro, donde la familia vivía antes de los sucesos que llevaron a prisión a Romina Tejerina. “Todas estamos recontentas, porque la libertad de Romina es la libertad de cada una de nosotras. Sufrimos mucho porque tuvimos que enfrentar al poder político, al Poder Judicial, que en San Pedro es nefasto porque todo funciona a favor de los que tienen dinero. Los pobres no existimos.” Elsa Colti, del Movimiento de Mujeres de San Pedro creado a partir de la tragedia de Romina, sostuvo que crecieron “a pesar de que quisieron desprestigiarnos, liquidarnos por haber salido a reclamar la libertad de Romina”.

Aunque admite que “la lucha tiene que seguir, porque recién estamos empezando”, Colti es optimista dado que “las cosas están empezando a cambiar y en eso ponemos como primer hito la absolución de León Gieco en la causa por supuesta apología del delito. Esa fue la primera alegría y ahora la Corte nacional nos dio la segunda”. El movimiento que encabeza Colti se formó en 2002, luego de la detención de Romina Tejerina, y hoy, además de las marchas para pedir la libertad de la joven, realiza encuentros periódicos en los cuales “las mujeres de San Pedro, muchas de las cuales habían sufrido hechos de abuso y violencia como Romina, han empezado a enfrentar un problema”.

En un reciente reportaje, en ocasión del XXI Encuentro Nacional de Mujeres que se hizo este año en Jujuy, Romina Tejerina dijo que todo lo que ha vivido en los tres años y ocho meses que lleva presa la hizo “crecer de golpe”. Romina siempre habla en un tono sereno. Su hermana Mirta suele decir que “la procesión va por dentro”. La sola mención de la palabra violación o de su embarazo, producto del abuso sexual de que fue víctima, la ponen mal y sus ojos se llenan de lágrimas. La joven está conmovida por el apoyo que recibe: “Estoy recontenta con el apoyo que tengo. No lo esperaba. Me pone bien”.

Para definir la cárcel, dice que “todos los días son iguales: la misma rutina. Te levantás, salís afuera (al patio de la unidad), hacés los talleres, volvés a acostarte”. La única compañía, las 24 horas, es su perro Roberto. Cuando se habla con ella del aborto legal, libre y gratuito, bandera de los encuentros de mujeres, admite que se lo hubiera hecho “si hubiera sabido de todo esto, si hubiera tenido conocimiento, pero yo crecí de golpe”. Desde entonces soñaba con el fallo de la Corte: “Espero poder pasar la Navidad con mi familia”. Ese era su mayor deseo.

Informe: María Belén Cano.

Compartir: 

Twitter
 

“Espero poder pasar la Navidad con mi familia”, dijo Romina.
SUBNOTAS
  • “No veía la hora de salir”
    Por Carlos Rodríguez
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.