EL PAIS

La cuestión del secreto

La defensa del destituido capitán de Fragata Alfredo Astiz le pidió al jefe del Estado Mayor General de la Armada, almirante Jorge Godoy, que “releve” a su asistido del secreto militar, impuesto por la ley de inteligencia. El pedido formal entró a las 13 en el Edificio Libertad, pero una versión indica que puede no prosperar. Según las fuentes del Ministerio de Defensa, Astiz sabe que no necesita pedir esa autorización para declarar dado que fue “destituido” y perdió la condición de militar por lo que no quedó atado a ninguna reglamentación castrense. Astiz presentó el pedido a través de su abogado Juan Aberg Cobo (h), quien se excusó de brindar precisiones. Aún así, uno los trascendidos indica que el texto considera la posibilidad de que el titular de la Marina no pueda expedirse al respecto. Si Godoy no tuviera los “atributos” para conceder la licencia, explica, Astiz planteó que sea el Presidente de la Nación, como comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, quien lo releve de la obligación de secreto. De esa manera quiere que se suspendan los efectos del artículo 16 de la ley 25.520 que imponen el silencio obligatorio sobre las “actividades de inteligencia y personal afectado a las mismas” para revelar en qué consistió su actuación en el caso de las monjas francesas cuando se infiltró en el grupo de la Iglesia Santa Cruz.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.