EL PAíS › OPINION

Nieve en Buenos Aires

 Por Rudy

Nieva. Es bueno para el campo, dice uno por decir algo, ya que está nevando en Buenos Aires, y además es dudoso que la nieve sea buena para el campo. “Esto es por el calentamiento global”, dice otro, y un tercero lo contradice: “En todo caso será por el ‘enfriamiento’ global, ¡es nieve!”.

Si estuviéramos en los tiempos de Carlos Saúl Primero, alguien diría que se trata de una lógica consecuencia, un efecto colateral, de nuestro “Viaje al Primermundo” ¡Nieva como en Suiza, como en París, como en Londres!

Nieva un nueve de julio: el clima declaró la independencia, hace la suya, no le importa que el Gobierno pidió que haga calor así se resuelve la crisis energética. ¿Decimos entonces que la nieve es opositora? No, ése ya fue el granizo, que hace un año arruinó un montón de autos. La nieve es más bien popular, la gente la quiere, la celebra, sale a la calle a festejar, hace muñecos, bolas; no, no es opositora.

¿Entonces es oficial? ¿Es resultado de un acuerdo entre la Argentina y algún país europeo? ¡Nosotros le damos soja, y ellos nos dan nieve! Porque, dice la gente, por algo nieva, algo habrá hecho, alguien...

Es inevitable, tratándose de la Argentina, y de Buenos Aires, pensar que si pasa algo, por ejemplo, si nieva, hay algún culpable, alguien que metió la pata, que dejó de hacer algo que debía haber hecho y, por su culpa, nieva. “Esta nieve es muy poco Actitud Buenos Aires”, podría decir un jefe de Gobierno pronto a dejar de serlo, “pero ustedes saben, en París nieva en invierno, y yo...¡soy muy afrancesado!” y luego propone que haya un plebiscito para determinar si el pueblo porteño quiere que nieve o no. Otro jefe de Gobierno, a punto de comenzar a serlo, diría: “Esto es una locura, es una falta de respeto, en mi gobierno no va a pasar, va a haber nieve, sí, pero sólo para quien pueda pagarla. ¿Qué, no les alcanza con educación gratuita y salud gratuita, también quieren nieve gratis?”.

También va a saltar uno que diga que esta nieve no es nieve de verdad, que es “aguanieve” o falsa nieve, y que en todo caso le pidamos el diploma a la nieve para ver dónde se recibió de tal. Otros que digan que esta nieve es una “campaña fría” destinada a empañar la cálida imagen de determinado candidato; ni quien diga que es una maniobra para que los “pingüinos” se sientan más en su hábitat.

Y la gran mayoría de los porteños miramos sorprendidos hacia el cielo y escuchamos todos esos comentarios como quien oye llover, digo, nevar.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.