EL PAíS

QUESADILLAS

Frida Kahlo

Néstor Kirchner y Cristina Fernández tuvieron ayer una intensa jornada junto a Felipe Calderón y su mujer, Margarita Zavala. No sólo la mañana, el mediodía y la tarde estuvieron a agenda completa entre reuniones, discursos y almuerzos sino que la cosa siguió por la tarde. Calderón los invitó a recorrer la importante exposición de Frida Kahlo que se realiza en el Palacio de Bellas Artes, organizada con motivo del centenario del nacimiento de la pintora mexicana. Luego, los dos matrimonios compartirían una cena en un restaurante, culminando un día a plena convivencia.

Furcio presidencial

Múltiples interpretaciones produjo un furcio –¿o fallido?– de Néstor Kirchner cuando finalizaba su primer discurso del día, en el patio central del Palacio Nacional. Emocionado al recordar a los argentinos que habían tenido que exiliarse en México durante la dictadura, perdió un poco el hilo de sus palabras y terminó agradeciéndole el recibimiento que le habían dado al “señor presidente y a la presidenta” de México, en alusión a la esposa de Calderón. Obviamente, hubo menciones en la comitiva a propósito de la condición de las primeras damas y las candidaturas presidenciales.

Primeras damas

Pese a que al igual que sus maridos no deben tener muchas coincidencias ideológicas, a Cristina Fernández se la vio cómoda en la compañía de Margarita Zavala. Es que la esposa de Calderón no es una primera dama típica, de las que sólo se ocupan de cuestiones de beneficencia y a las que tanto les escapa CFK durante las cumbres presidenciales. Zavala es hija de uno de los fundadores del PAN, el partido al que pertenece Calderón, y ella misma fue diputada, cargo al que renunció para acompañar a su marido.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.