EL PAíS › CRISTINA KIRCHNER, INTERLOCUTORA

Datos de primera mano

El gobierno argentino se mantuvo al tanto de todo lo que sucedía en Venezuela y Colombia en torno de la liberación de los rehenes de las FARC. El canciller venezolano Nicolás Maduro habló a primera hora de la tarde con Jorge Taiana para darle la información detallada de lo que algunas horas después comunicaría en público Hugo Chávez. Fue la primera de varias llamadas. Siempre, Taiana se comunicó luego con la presidenta Cristina Kirchner, que fue informando de las novedades a su marido que siguió todo desde Olivos. El gobierno argentino reaccionó con cautela, a la expectativa de que esta vez salga todo según lo planeado.

Además, en la Cancillería confirmaban que no estaba previsto que viajara ningún delegado argentino como garante de la liberación, aunque no se podía descartar que alguien viajara más tarde a Caracas.

La prevención tenía que ver con lo sucedido en la última semana del año, cuando Kirchner encabezó la delegación internacional de garantes que viajó primero a Caracas y luego a Villavicencio y cada día esperó en vano que a la mañana de la próxima jornada trajera novedades sobre las FARC. Anoche, en la Casa Rosada aseguraban que la liberación se produciría hoy a la mañana, pero al mismo tiempo recordaban que Kirchner había imaginado lo mismo durante los calurosos días en Villavicencio.

Maduro, quien compartió aquellos momentos en Colombia con Kirchner y Taiana, fue el encargado de transmitir ayer las noticias. Según explicaban en el Gobierno, recibieron información “muy precisa” del lugar y condición de la liberación de Clara Rojas y de Consuelo González. También de la marcha de las conversaciones con el gobierno colombiano para la apertura del espacio aéreo a fin de que puedan ingresar los helicópteros venezolanos y demás detalles del operativo que se realizará supuestamente hoy en el departamento de Guaviare, en plena selva.

En ese sentido, remarcaban que, del lado colombiano, quien estaba al frente del operativo era el alto comisionado para la Paz, Luis Carlos Restrepo, y no el canciller Fernando Araújo, quien había tenido aquellas expresiones tan duras sobre la función que habían desempeñado los comisionados internacionales. Esas declaraciones habían generado la reacción de Argentina, Brasil y Ecuador y, el martes, Restrepo debió salir a tranquilizar las aguas. Sostuvo que Colombia no descartaba la participación extranjera pero que se debía dar en un marco de “confianza y respeto hacia el gobierno colombiano”.

Las aclaraciones, con todo, esta vez no hacían falta porque en el gobierno argentino aclaraban que no estaba previsto que viajara nadie para el operativo. Igualmente, la Presidenta se mantendrá informada minuto a minuto sobre las alternativas de la liberación y luego es muy probable que converse telefónicamente con Hugo Chávez.

Compartir: 

Twitter
 

Néstor Kirchner junto a Nicolás Maduro en Villavicencio.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.