PIRULO DE TAPA

MORAL

En un desarrollo inesperado, el Estado Islámico podría estar ejecutando a voluntarios extranjeros que querían volver a su país. Según varios periodistas en Siria, los terroristas se niegan a dejar que sus jihadistas abandonen sus puestos de combate, sea por disidencias con la conducción de la organización o por simple cansancio. El EI tiene una “brigada moral” que controla la ortodoxia y entusiasmo de las tropas y al parecer ya ejecutó a cien combatientes extranjeros.

Compartir: 

Twitter
 

 

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.