SOCIEDAD › CUATRO CAMIONES PROVOCARON VARIADOS Y SORPRENDENTES ACCIDENTES

Día de gigantes chocadores

Uno de los camiones cayó desde el puente que desemboca en la Lugones. Otro, robado, aplastó a un utilitario contra las rejas de un local. El tercero embistió un auto y lo colgó de un árbol. El cuarto, más tradicional, chocó contra un colectivo.

Cuatro camiones se tomaron ayer la atribución de convocar la atención noticiosa. Al menos cinco personas resultaron heridas (viendo las fotos no se entiende cómo nadie más) en cuatro accidentes de tránsito protagonizados por los cuatro camiones en barrios diferentes: Núñez, Retiro, Flores y Pompeya. Uno de los camiones cayó a la autopista Lugones, otro impactó a varios vehículos conducido por dos ladrones en fuga. El tercero se llevó puesto un automóvil al que colgó de un árbol. Y el cuarto, el menos escénico de todos, se incrustó contra un colectivo de la línea 75, en Santa Fe y 9 de Julio.

El más espectacular de los accidentes sucedió alrededor de las 6.40, cuando un camión con acoplado perdió el control y cayó desde unos 15 metros de altura a la avenida Leopoldo Lugones, tras romper una valla de contención de Cantilo, en el empalme con la avenida General Paz, a la altura del barrio de Núñez. Debido al siniestro, cuyas causas aún no se determinaron, el conductor, de unos 25 años, resultó herido y fue trasladado al hospital Pirovano. El inmenso vehículo quedó cruzado en la autopista Lugones, obstruyendo uno de los carriles y dificultando el tránsito durante las horas de la mañana.

El otro accidente ocurrió poco antes de las 14, cuando otro camión con acoplado se incrustó contra un Fiat Duna en la intersección de las avenidas Directorio y San Pedrito, en Flores. A causa del choque, la gigantesca cabina del camión impulsó al Duna y lo dejó prácticamente colgado de un árbol, en el umbral de lo de un vecino del barrio.

A pesar del fuerte impacto, el camionero y el conductor del Fiat Duna pudieron descender por sus propios medios. Ambos sufrieron politraumatismos y por precaución fueron asistidas en el Hospital Piñero.

Pasadas las 5.45, otro camión y un colectivo de la línea 75 chocaron en la esquina de las avenidas Santa Fe y 9 de Julio. Como consecuencia del impacto, el chofer del camión y su acompañante resultaron heridos y fueron trasladados al hospital Fernández.

Horas más tarde, otro camión protagonizó otro violento accidente. Esta vez con periplo desde San Isidro y terminación en Pompeya, pasando por el Bajo Flores. El camión fue robado, la policía lo detectó en el Bajo Flores y a partir de allí fue pura persecución sin choques hasta que el milagro terminó. El conductor se llevó puestos varios autos, el último con terminación en crepe, contra una persiana a la altura de Perito Moreno y Sáenz. Los dos ladrones lograron escapar a pie. Uno de los uniformados resultó herido de bala durante la minigira.

Compartir: 

Twitter
 

Uno, con acoplado, cayó sobre la Lugones y milagrosamente no aplastó a nadie. Otro colgó a un Fiat Duna de un árbol.
Imagen: DyN
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.