EL PAíS › APELAN LA EXCARCELACIóN DEL EX INTENDENTE DE PINAMAR, QUE SIGUE PRESO

Porretti, acusado ahora por De Vito

Mientras sigue el cruce de recursos legales, el intendente interino de Pinamar, Rafael De Vito, anunció que el municipio se presentó como querellante en la causa por coimas que provocó la suspensión de Porretti.

 Por Alejandra Dandan

Los concejales de Pinamar seguirán a Roberto Porretti hasta adentro de la cárcel. El ahora intendente interino Rafael De Vito anunció en una conferencia de prensa que la comuna se presentará hoy como “particular damnificada” en los tribunales de Dolores, para terciar en la causa por el escándalo de las coimas. La decisión del nuevo jefe de gobierno le permitirá ahora acceder al expediente, impulsarlo y aportar todas las pruebas necesarias para mantener a Porretti dentro de la cárcel. La fiscal de la causa, Fernanda Hachmann, en tanto, ayer apeló la orden de “excarcelación extraordinaria” del ex intendente y ahora será la Cámara Penal de Dolores la que decida la nueva instancia.

“Nos vamos a presentar como querellantes en la causa –dijo De Vito–. El municipio es el principal perjudicado en el asunto. El estado municipal no tuvo representación aún en esta causa, ni tuvo la posibilidad de participar.”

Desde que estalló el escándalo, Porretti fue de hecho juez y parte de la investigación: como se trataba del jefe de gobierno, los asesores legales de la comuna no pudieron nunca iniciar un proceso en contra del municipio, porque era como investigarse a sí mismos. Eso es lo que cambió con la detención: la causa contra Porretti ahora incluirá a la figura del querellante, que para la Justicia bonaerense es el “particular danmificado”, y en este caso será De Vito, a través de sus representantes, quienes impulsan el trajinado avance del expediente, con la entrega de pruebas extras.

De Vito fue socio político de Porretti hasta diciembre, pero desde enero es quizá su mayor detractor. La sociedad política que les permitió ganarle a Blas Altieri las últimas elecciones se quebró cuando Porretti asumió el mandato y dejó de lado acuerdos como la distribución de cargos. Su prisión ahora no está ligada a ese proceso, pero podría estarlo.

“Estamos esperando con impaciencia que se resuelva esta situación –dijo De Vito–, o que Porre-tti entienda que lo que conviene para todos es que dé un paso al costado por el bien de la comunidad, a pesar de que me puedan estar prejuzgando.”

El sábado pasado, Porretti obtuvo una pequeña victoria en medio del cenagoso terreno de Pinamar. El juez de Garantías Gastón Giles le aceptó el pedido de “excarcelación extraordinaria”, porque consideró que “nunca estuvo prófugo” y entendió su escape y su reaparición dentro de la persecución mediática. “Porretti siempre hizo uso de las herramientas legales y fácticas, no violentas, para evitar ser detenido por el personal policial y de la fiscalía –escribió–, decidiendo presentarse ante el órgano jurisdiccional en el monto correcto, circunstancia que bien puede obedecer al alto grado de mediatización alcanzado por esta investigación.”

Los memoriosos recuerdan zonas comunes con el caso del ex gerenciador de Cromañón Omar Chabán, excarcelado por la Cámara del Crimen en 2005 en medio de una tumultuosa persecución porque no había peligro de fuga. Chabán permaneció libre hasta la revisión de la Cámara de Casación, que finalmente lo devolvió a la cárcel. Con Porretti podría suceder algo parecido, pero lo que cambia es el tribunal de Apelación. La fiscal Hachmann ayer ya apeló la excarcelación, elevó el pedido al juzgado y ahora quedará en manos de la Cámara Penal de Dolores. Si la Cámara resuelve como hasta ahora, puede rechazar el pedido de excarcelación, una señal de respaldo a la investigación de la fiscal y de la jueza Laura Elías, que intervino al comienzo.

El jueves pasado, mientras la policía buscaba a Porretti hasta adentro de los baúles, sus abogados ya tenían todas estas posibilidades. Estaban convencidos de que una fuga complicaría todo beneficio extra, como una excarcelación. Por eso lo convencieron para entregarse, como contó este diario el viernes pasado. Hoy los abogados esperan la respuesta del pedido de hábeas corpus en la Cámara Penal, pero como recusaron al Tribunal, los jueces analizarán primero esa medida.

Compartir: 

Twitter
 

El nuevo intendente de Pinamar, Rafael De Vito, y su antecesor, suspendido, Roberto Porretti.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.