EL PAíS › LOS DIRIGENTES RURALES LE HARáN LLEGAR A LA PRESIDENTA CRISTINA FERNáNDEZ UN PEDIDO FORMAL DE AUDIENCIA

La reunión se dilata y en el campo presionan

El encuentro entre el Gobierno y las entidades del sector todavía no tiene fecha. Ayer se creó la Subsecretaría de Desarrollo Rural y se esperan nuevas designaciones en Agricultura. Recién después llamarían al diálogo.

 Por Fernando Krakowiak

La reunión entre el Gobierno y las entidades del campo ayer seguía sin tener una fecha confirmada. La intención de los funcionarios es iniciar las conversaciones esta semana, pero fuentes oficiales admitieron a este diario que antes de convocar a los dirigentes rurales se espera definir la nueva estructura de la Secretaría de Agricultura. Ayer se creó formalmente la Subsecretaría de Desarrollo Rural y Agricultura Familiar, que el Gobierno había prometido el día de los anuncios, pero todavía falta designar a su titular y a otros tres subsecretarios. Se espera que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner firme las designaciones en las próximas horas, porque el objetivo es sentar a la mesa de diálogo también a los funcionarios que tendrán a su cargo la implementación de las políticas públicas para el sector. Otro motivo que retrasa el encuentro son las críticas de algunos dirigentes rurales.

“Nos están apurando a través de los medios de comunicación y de esa manera van a conseguir todo lo contrario”, señaló una fuente del Gobierno a Página/12. La alusión hacía referencia a la declaración del presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Mario Llambías, que ayer afirmó por la radio que tal vez la convocatoria se está demorando porque las autoridades “no saben cómo instrumentar” las medidas anunciadas. Llambías adelantó también que se le iba a presentar un pedido de audiencia al jefe de Gabinete, Alberto Fernández, pero luego de consensuar con el resto de las entidades se acordó que la carta esté dirigida directamente a la presidenta Cristina Fernández. Los dirigentes definieron ayer por la tarde el contenido y hoy se la harán llegar.

Mientras tanto, el Gobierno continúa trabajando sobre el contenido de los anuncios. De hecho, ayer los técnicos del Ministerio de Economía y de la Secretaría de Agricultura estuvieron delineando la sintonía fina del sistema de reintegros para pequeños y medianos productores y otras medidas para incentivar la lechería y la ganadería. No obstante, una fuente oficial remarcó a Página/12 que “estamos avanzando sin apuro”. La intención es dejar en claro que el Gobierno maneja los tiempos y que no va a dejar que los productores lo apuren a través de la prensa.

En medio del lockout agrario, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner buscó destrabar el conflicto negociando con los dirigentes rurales en la Casa Rosada el viernes 28 de marzo, pero como la reunión fracasó, el lunes siguiente cambió la estrategia y anunció un paquete de medidas sin consultar a las entidades. Desde entonces, el Gobierno busca mostrar que trabaja para mejorar la realidad de los pequeños y medianos productores y no para llevar una propuesta a la reunión con los dirigentes del agro, pues a algunos los cuestiona por una supuesta falta de representatividad y a otros por las críticas ideológicas que dejan traslucir junto a sus reclamos. La reunión se va a realizar, pero no está pensada como una instancia donde los funcionarios deban plebiscitar lo hecho en los últimos días.

Ayer hubo otros dirigentes que volvieron a criticar al Gobierno, además de Llambías. Pedro Apaolaza, titular de Carbap, afirmó que el Gobierno demora la convocatoria al diálogo porque “están haciendo un ablande, pero se equivocan porque los productores se mantienen firmes”. “La Señora (en referencia a la presidenta Cristina Fernández) en cuatro oportunidades manifestó que las puertas de la Casa de Gobierno estaban abiertas, pero por ahí se olvidó de decir que las rejas que la rodean están cerradas”, agregó.

Por último, Apaolaza criticó la designación de Ricardo Echegaray en la Oncca, organismo encargado de pagar las compensaciones, y cuestionó el sistema en sí mismo. “Hace diez o doce días que el organismo no entrega las compensaciones porque no hay un peso para pagarlas. Eso demuestra que el sistema no sirve, hay que volver a la normalidad y dejar que cada uno reciba lo que le corresponda por su esfuerzo”, concluyó.

Los dirigentes de Federación Agraria también se sumaron a la ronda de declaraciones en Santa Fe, donde están participando de la reunión de su consejo directivo. “Hasta ahora lo único que hizo el Gobierno es un anuncio para la tribuna”, afirmó Eduardo Buzzi, presidente de la Federación, a un medio local. Alfredo De Angeli, el dirigente entrerriano que se convirtió en un nuevo referente del sector luego del conflicto, agregó lo suyo al afirmar que el Gobierno “ha despertado a un gigante y ahora va a tener que atenderlo”.

Los gobiernos provinciales también siguen el conflicto de cerca y presionan para intervenir. La semana pasada, el ministro de Producción de Santa Fe, Juan José Bertero, pidió que se convoque a un encuentro del Consejo Federal Agropecuario y ayer se sumó a la solicitud el ministro de Producción de La Pampa, Abelardo Ferrán. “Ese es el ámbito donde no-sotros podemos exponer nuestras políticas regionales, con el objetivo de dejar manifiestos los reclamos del sector y la visión que tiene la provincia de La Pampa respecto de lo que debería hacerse para llegar con una propuesta de consenso”, afirmó el funcionario.


Piden blanqueo a Los Grobo

El gremio de los camioneros, liderado por Pablo Moyano, mantiene ocupada una planta de la empresa Los Grobo, ubicada en la localidad bonaerense de Carlos Casares, reclamando el “blanqueo de trabajadores y el pago de salarios por convenio”. Moyano denunció que los camioneros que se desempeñan en esa empresa perciben “salarios en negro y en muchas oportunidades inferiores” a los que marca el convenio de esa actividad. El dirigente aseguró que en vez de percibir los cerca de 5000 pesos por mes establecidos por convenio, la empresa de Gustavo Grobocopatel paga salarios de 1200 pesos, en negro. “Este es solo el inicio de las medidas de fuerza que la rama de cereales del sindicato de camioneros implementará en el marco de una campaña a nivel nacional en reclamo por la regularización de trabajadores transportadores de soja y cereales en todo el país”, advirtió Moyano. Ante esta situación, el hijo del titular de la CGT, Hugo Moyano, señaló que de no mediar una rápida solución a este conflicto, el gremio no descarta realizar “un paro nacional del transporte de soja y cereales”, hasta que se regularice la situación de todos los trabajadores de esa actividad”.

Compartir: 

Twitter
 

Los productores esperan la convocatoria, pero mientras tanto continúan criticando al Gobierno.
Imagen: AFP
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.