EL PAíS › INGRESARON A LINIERS 31.000 CABEZAS DESDE EL FIN DEL LOCKOUT

Se va normalizando el abastecimiento de carne

El Mercado de Liniers registró desde la finalización del lockout agropecuario el ingreso de 31.000 vacunos. Por su parte, la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca) informó que durante la primera semana de este mes se faenaron 148.416 cabezas de ganado. Teniendo en cuenta este contexto, desde el sector supermercadista estimaron que el abastecimiento de carne se terminará de normalizar en el transcurso de la semana. En tanto, asociaciones de consumidores denunciaron que todavía hay aumentos de precios en diferentes alimentos –carnes, lácteos, pollo–, que oscilan entre un 15 y 100 por ciento.

Ayer ingresaron en el Mercado de Liniers 7218 vacunos para la venta. El sábado, día inusual para las operaciones, el Mercado registró el ingreso de casi 9000 cabezas. Si bien las plantas frigoríficas anticiparon tareas de faena durante el fin de semana, en un intento por cubrir la demanda del mercado interno, la cantidad de hacienda sigue siendo reducida, por lo cual los precios exhiben subas, respecto de los que se pagaban antes del lockout. La asociación Consumidores Libres, a cargo de Héctor Polino, informó a Página/12 que el asado, cuyo precio de referencia acordado con el Gobierno es de 8,45 pesos, se encuentra entre 15 y 20 pesos. Y el precio del pollo varía entre 7 y 10 pesos: un aumento máximo del 100 por ciento en relación con los precios de referencia.

“Los comercios minoristas deberían tener normalizado el abastecimiento de sus productos alimenticios durante el transcurso de esta semana. Es un proceso en el que los consumidores van a tener que tener paciencia”, estimó Susana González, titular de la asociación de consumidores Adecua. Los aumentos de precios son reconocidos por los propios distribuidores mayoristas, que estiman subas promedio del 15 y 20 por ciento en diferentes productos. Sin embargo, para Consumidores Libres, el aceite mezcla de 1,5 litro se consigue con un aumento del 50 por ciento, mientras que la papa cuesta entre 2 y 3 pesos cuando el valor de referencia es de 0,89 pesos.

“Nos hemos recuperado de 70 a 80 por ciento. Sin embargo, algunos productos siguen siendo críticos en su abastecimiento, como el caso de los aceites, cuyo aprovisionamiento ya era difícil antes del lockout agropecuario”, indicó Alberto Guida, presidente de la Cámara de Distribuidores y Autoservicios Mayoristas. “El abastecimiento se está recuperando y estamos volviendo a la situación anterior al lockout, aunque se mantienen los faltantes habituales de algunos productos”, señaló Ricardo Milohanich, de la Asociación Mayoristas Distribuidores.

Desde la Red Argentina de Consumidores de Santa Fe informaron que si bien se evidencia una mejora en la existencia de mercaderías que componen la canasta familiar, aún se observan algunas ausencias en estanterías, sobre todo lácteos, carnes congeladas y carne fresca. Además existen problemas con verduras que habían concentrado las mayores subas, como es el caso del tomate, cuyo precio había trepado en un 200 por ciento. En el rubro carne vacuna, si bien hubo un descenso en los precios, éstos siguen por encima del 12 por ciento en promedio. “Esta semana y la próxima serán claves en el abastecimiento, lo que debería contribuir a que los precios desciendan a niveles anteriores al lockout”, aseveró Christian Galindo, presidente de la Red Argentina de Consumidores.


Arma de defensa del consumidor

Las modificaciones realizadas a la Ley de Defensa del Consumidor, aprobadas por Diputados a mediados de marzo, entraron en vigencia ayer al ser publicadas en el Boletín Oficial. Los cambios dispuestos por el Legislativo obligan a las empresas a suministrar al consumidor, en forma cierta, clara y detallada, todo lo relacionado con las características esenciales de los bienes y servicios que proveen, y las condiciones de su comercialización. Por ello, la normativa requiere que la información debe ser siempre gratuita para el consumidor y proporcionada con la claridad necesaria para su comprensión. La nueva ley castiga la sobreventa de pasajes aéreos, obliga a especificar los gastos bancarios, los usuarios podrán litigar sin asumir los costos y reclamar indemnizaciones inmediatas de hasta 3000 pesos. Las modificaciones introducidas a la Ley 24.240 también eleva las multas por incumplimiento a los cinco millones de pesos y reduce las mínimas a 100 pesos. Las empresas de servicios públicos deberán ajustarse a este nuevo marco normativo.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.