EL PAíS › SEGúN UNA ENCUESTA, LAS ADHESIONES CAMBIARON DURANTE EL CONFLICTO

El campo se fue deshojando como las margaritas

Luego del prolongado lockout del campo, comienzan los balances. A esa tarea se abocó la Consultora Analogías, que ayer publicó una encuesta sobre las adhesiones, apoyos y repercusiones que se fueron dando a los largo de los veintiún días de paro con cortes de ruta incluidos. En el mismo, se puede ver cómo el aval de los consultados (1200 pertenecientes al área Metropolitana de Buenos Aires) a los reclamos del sector agropecuario ascendía a un 64,3 en un inicio. Luego, para el primero de abril, el desgaste haría descender el apoyo al 42,9 por ciento y ascender el desacuerdo al 55,3 por ciento. Sin embargo, en todo momento el rechazo a los métodos de protesta se mantuvo alto, llegando al 91 por ciento al final del conflicto.

Respecto del accionar del Gobierno, los entrevistados diferenciaron claramente el primer y segundo discurso presidencial. Del primero, aquel de los “piquetes de la abundancia”, sólo un 13,7 lo consideró bueno o muy bueno y un 58,7 lo interpretó como malo o muy malo. En cambio, luego del giro y la convocatoria al diálogo del segundo, la balanza se invirtió: un 44,1 por ciento lo vio con buenos ojos y un 27,5 lo criticó. En términos generales, aun después del primer discurso de Cristina Fernández de Kirchner, el 60,9 por ciento evalúa el mensaje que transmite cada vez que habla como muy positivo (10,5 por ciento) o algo positivo (50,4 por ciento), mientras que un 30,5 por ciento lo considera como algo negativo (19,2 por ciento) o muy negativo (11,3 por ciento).

Respecto del apoyo actual “en líneas generales” al Gobierno, un 65,1 por ciento dice hacerlo mucho o bastante y un 27,9 dice hacerlo poco o nada. Un 7 por ciento no sabe o no contesta. Los jóvenes menores de 30, los sectores bajos y la población del Gran Buenos Aires son los sectores que en mayor medida apoyan al Gobierno. Del lado del campo estuvieron los sectores más educados, los residentes en la Capital Federal y los niveles medios.

Paradójicamente, son justamente ellos también los que mayor nivel de rechazo presentaron sobre los cortes de ruta como protesta y los más proclives a desalojarlos. Un dato de color es que al momento del inicio del enfrentamiento, un 14,1 defendía el método. Pero ese número cayó a la mitad para el primero de abril (7,7 por ciento).

De cara al futuro, un 81,5 por ciento considera que los productores deberían abandonar su intransigencia y “negociar con el gobierno”. Luego, empatados, un 8,6 por ciento postula que deben aceptar la propuesta actual y también un 8,6 plantea mantenerse inflexible en su postura.

El estudio realizado por la consultora que encabeza Analía Del Franco arroja más datos. Ante la pregunta cerrado sobre si el Ejecutivo debe rever el tema de las retenciones “para todo el sector agropecuario” o sólo “para los pequeños productores”, un 55,8 por ciento afirma que los cambios deben concentrarse sólo en los segundos. Por su parte, un 29,1 por ciento considera que la revisión debe ser total.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.