SOCIEDAD › EL HUMO GENERADO EN EL DELTA LLEGO OTRA VEZ HASTA BUENOS AIRES

Detrás de un manto de neblina

Picolotti se reúne hoy con tres gobernadores para frenar los incendios de pastizales. Se trata de hechos intencionales, que no alcanzan a ser delito sino malas prácticas de productores rurales.

El humo generado por la quema de pastizales en la zona del Delta no sólo afectó a las rutas: volvió a cubrir de gris la ciudad de Buenos Aires y sus alrededores. Los trastornos no pasan de irritaciones en la vista y las vías respiratorias, en las personas más sensibles, pero el gobierno porteño volvió a aclarar que no se trata de una sustancia nociva para la salud. La persistencia del problema, once días después de haberse iniciado, será analizada hoy por la secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Romina Picolotti, con los gobernadores de Buenos Aires, Entre Ríos y Santa Fe, en el Ministerio del Interior. El titular de esa cartera, Florencio Randazzo, pidió precisiones sobre quiénes son los dueños de los campos incendiados intencionalmente.

Los incendios intencionales de pastizales en la zona de las islas del Delta, en el sur de Santa Fe y en el noreste bonaerense, destruyeron ya más de 66 mil hectáreas. Afectan especialmente las rutas 9, 12 y 14, debido al humo que, por acción del viento, reduce la visibilidad a menos de tres kilómetros y a veces totalmente. El humo se trasladaba por acción del viento y afectaba a ciudades del nordeste bonaerense, como San Pedro y Baradero, pero también llegó a Rosario y a la ciudad de Buenos Aires.

Para analizar medidas concretas para frenar la quema de pastizales y sus consecuencias se reunirán hoy los gobernadores bonaerense, Daniel Scioli; de Entre Ríos, Sergio Uribarri, y de Santa Fe, Hermes Binner, se encontrarán hoy con Randazzo y Picolotti.

En Entre Ríos, el ministro de Gobierno, Adán Bahl, y el director de Defensa Civil bonaerense, Claudio García, acordaron suspender por 60 días la quema de pastizales. “La época habitualmente es a partir de julio o agosto. Lamentablemente el clima propició que se iniciara ahora, pero se está haciendo de una manera totalmente irresponsable, porque está afectando a terceros”, señaló Bahl.

Para sofocar el incendio trabajan dos aviones hidrantes, tres y un guardacostas de la Prefectura Naval, con 80 bomberos de los partidos del nordeste bonaerense –General Sarmiento, Hurlingham, Zárate, Don Torcuato, Morón, Tres de Febrero, Pilar, Villa Ballester, Mercedes y Baradero– y la policía bonaerense.

Según un vocero del Organismo Provincial Para el Desarrollo Sostenible (OPDS), “dada la intensidad del fuego se hace muy dificultoso el trabajo aéreo” y precisó que por tratarse de una zona de bañados y esteros, “los brigadistas no pueden introducirse en forma terrestre, motivo por el cual el Ejército se sumó al operativo con su cuerpo de ingenieros”.

Las hectáreas afectadas por el incendio suman más de 66 mil, de las cuales 10 mil están ubicadas en la provincia de Buenos Aires. “Dada las condiciones meteorológicas, se espera que cese el viento, ya que la zona donde se produjo el incendio son bañados a los cuales no puede penetrarse si no es por aire o embarcación”, señalaron desde el OPDS. “Aparentemente, las primeras informaciones que llegan muestran que el origen de esto fue la irresponsabilidad y la imprudencia de los que prendieron estos pastizales”, insistió Scioli.

En tanto, el gobierno de Santa Fe envió ayer notificaciones a los municipios y comunas para que adecuen sus basurales a cielo abierto –según se informó en un comunicado– y suspendan la quema de pastizales y basurales, debido a la peligrosidad que acarrea el humo en zona de rutas.

Compartir: 

Twitter
 

El humo invadió Puerto Madero y otros barrios de la ciudad y alrededores.
Imagen: EFE
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared