SOCIEDAD › INDAGATORIA EN CALAFATE POR UN CASO DE ABUSO SEXUAL

Grassi denuncia una confabulación

 Por Carlos Rodríguez

En su declaración indagatoria de ocho horas y media ante la Justicia de Santa Cruz, el sacerdote Julio César Grassi “negó, como era de esperar, todas las graves acusaciones que hay en su contra, a la vez que hizo referencia a una supuesta confabulación para perjudicarlo, que habría sido orquestada, según él, por algunos medios de difusión”. En declaraciones a Página/12, el abogado Jorge Luis Calcagno informó sobre los datos esenciales de la indagatoria de Grassi ante el juez de El Calafate Carlos Narvarte y la fiscal Natalia Mercado, en una causa por un presunto abuso sexual contra un adolescente, ocurrido en el año 2000 en esa localidad santacruceña. “En mi opinión, los dichos de Grassi y la documentación aportada por él no alcanzan para desbaratar acusaciones muy graves que se presentaron en su contra de una manera jurídicamente clara”, sostuvo Calcagno, que representa al joven víctima del abuso, Luis G., quien tenía 17 años en el momento de ocurrido el suceso que se investiga en el sur del país.

“El hecho mismo de la indagatoria es importante, porque nadie pasa por esa instancia si no hay sospecha fundada de que cometió un delito. Por otro lado, esto sirve para acelerar una causa muy demorada, porque ahora el juez tiene diez días –y otros diez de prórroga– para resolver si sobresee, si declara la falta de mérito o si procesa a Grassi”, señaló Calcagno. “La causa de Santa Cruz está relacionada con la que sigue en Morón y que está próxima a ir a juicio oral. En El Calafate ocurrió lo que yo llamo ‘la puntada inicial’ de los abusos aberrantes cometidos contra Luis, dado que después siguieron otros diez hechos que sucedieron en la sede de la Fundación Felices los Niños, en Hurlingham, y que están incorporados a la causa que lleva adelante la Justicia bonaerense”.

Uno de los puntos centrales del caso ocurrido en El Calafate es que, en el marco de esa investigación, Grassi aceptó someterse a la única pericia psicológica registrada hasta hoy. En ella se afirma que “analizando los resultados obtenidos a través de las pruebas efectuadas, se obtuvieron indicadores similares del perfil psicológico que poseen los delincuentes sexuales”. La pericia está firmada por la médica psiquiátrica Susana Mendoza, el psicólogo del Cuerpo Médico Forense del Superior Tribunal de Justicia de Santa Cruz Lucas Mendicoa y el especialista en psiquiatría y psicología médica Sergio Bonotto.

En Semana Santa de este año, el juez Narvarte había citado a Gra-ssi para realizar una nueva pericia, similar a la anterior, pero el imputado no se presentó. Alegó que no podía hacerlo, en razón de la fecha coincidente con una celebración religiosa. Grassi siempre se ha negado a todas las pericias requeridas por el Tribunal de Morón que lo está investigando.

Sobre la indagatoria del martes, en El Calafate, Calcagno aseguró que “las afirmaciones de Grassi fueron previsibles. Yo esperaba respuestas con mayor peso jurídico. Hace muchas lucubraciones que no tienen gran importancia y otras que son exageradas, como cuando habla de una supuesta confabulación en su contra”. El abogado precisó que “en esa supuesta confabulación involucra a medios periodísticos, entre ellos al programa Telenoche, además de hacer mención a personas en particular, como el abogado Juan Pablo Gallego”, quien en el proceso que se sigue en Morón representa como querellante al Comité de Defensa de los Derechos del Niño, que preside Estela Carlotto.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.