SOCIEDAD › EN LOS ULTIMOS OCHO MESES LA TARIFA AUMENTO EL 46 POR CIENTO

Ir en taxi es más caro

El aumento promedia el 22,5 por ciento. A partir de la hora 0, la bajada de bandera es de 3,80 pesos y cada ficha cuesta 38 centavos. Los taxistas insisten en que los valores están atrasados.

La tarifa de los taxis en la ciudad de Buenos Aires aumentó a partir de la hora cero de hoy un 22,5 por ciento. Así lo dispone el decreto firmado por la vicejefa de Gobierno, Gabriela Michetti, publicado ayer en el Boletín Oficial, que pone en vigencia el incremento autorizado hace más de un mes. Con esta suba, la bajada de bandera pasó de 3,10 a 3,80 pesos y cada ficha, que hasta ayer costaba 31 centavos, ahora vale 38 centavos. Sin embargo, la medida no conformó a los gremios de taxistas. “Con esta tarifa se incrementa el salario de los trabajadores en un 19,5 por ciento, pero de todas maneras el valor de esta nueva tarifa está atrasado, porque fue calculado con los costos de febrero”, dijo el secretario general de la Federación Nacional de Peones de Taxis, Jorge Viviani.

En la misma línea se expresó José Ibarra, titular del Sindicato de Conductores de Taxis: “Este aumento lleva 17 meses de retraso, porque se calculó de acuerdo con un estudio de costos desde febrero de 2007 a febrero de este año”. Según Ibarra, “con esta nueva tarifa se puede aumentar el salario de los trabajadores, pero no alcanza para hacer el mantenimiento de los vehículos o renovarlos”.

El último incremento de la tarifa fue noviembre de 2007. En esa ocasión, el entonces jefe de Gobierno, Jorge Telerman, autorizó que la bajada de bandera se ubicara 3,10 pesos, con un 19 por ciento de aumento. Así, el taxímetro se encareció en los últimos ocho meses en un 46 por ciento.

En la esquina de Corrientes y Carlos Pellegrini, una usuaria niega con la cabeza y su expresión es de sorpresa. Acaba de enterarse de la novedad. “¿Mañana aumenta otra vez?”, dice Martha, “con h”. “Está dejando de ser un servicio público, y así cada vez menos gente va a poder pagar un taxi”, considera la mujer.

Juan, que conduce un Renault 19, mueve su cabeza afirmativamente. Está claro que está conforme con la suba otorgada por el jefe de Gobierno, Mauricio Macri. Pero aclara inmediatamente a PáginaI12 que “el aumento es insuficiente, porque los costos de mantenimiento de los autos han aumentado en los últimos meses entre un 50 y un 80 por ciento”. “Tengo que ponerme con 150 pesos hoy para reparar un problema eléctrico del auto, la bujía se jodió”, dice Juan, mientras su auto es reparado por un par de mecánicos en un taller ubicado en la avenida San Juan al 1400, en Constitución.

Otro taxista, que espera a dos pasajeras en la puerta de un hotel de Carlos Pellegrini al 400, en pleno centro porteño, embate contra “el leve” aumento otorgado –según él– por el gobierno porteño. “Después de un retraso de mucho tiempo nos permiten una suba, pero es un aumento mínimo por los costos que tenemos, y además porque los alimentos siguen aumentando todo los días y la plata sólo nos alcanza para sobrevivir”, dice Pedro, que conduce por la city porteña un Renault 19.

Un taxista, de nombre Damián, estacionado con su Peugeot 504 en la entrada de la estación de trenes de Constitución que da a General Hornos, desestima una merma en la cantidad de pasajeros. “Quizás en los primeros dos días sí, pero después la gente se acostumbra a pagar más, siempre es así”, explica el conductor, “con 20 años arriba de un auto”. Aunque agrega que “puede ser que las mamás que llevan a sus hijos chicos o al colegio o al jardín ahora prefieran caminar cinco cuadras, a pagar un poco más”.

Natalia, una joven empleada de un quiosco –ubicado en la avenida Corrientes al 1100– se resigna a pagar el aumento. “Los sábados trabajo hasta la madrugada y desde acá el taxi es el único medio de transporte seguro disponible para llegar hasta mi casa, en Lanús, así que no me queda otra que pagar más caro”, se lamenta.

El encarecimiento del taxi se implementó luego con más de un mes de retraso, ya que había sido anunciado para principios de junio. Llegó en medio de una tregua entre los gremios y los propietarios de taxis con el gobierno porteño por la puesta en marcha de carriles exclusivos en las avenidas. El incremento fue establecido en los primeros días de mayo, tras una audiencia pública organizada por el Ente Regulador de la ciudad de Buenos Aires.

Informe: E. V.

Compartir: 

Twitter

“No alcanza para hacer el mantenimiento”, se quejan los taxistas.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.