SOCIEDAD › HOY SE VOTA INTENDENTE EN SANTA ROSA Y PUEDE GANAR TIERNO OTRA VEZ

Hay elecciones en el pago del “sheriff”

El pintoresco político fue depuesto en marzo por gobernar la capital pampeana por 87 días a puro decreto. Tiene buena chance de ganar hoy, pero fue procesado por abuso de autoridad y se puede dar que no pueda asumir. Sus locuras legendarias, el argumento de la seguridad y la violencia contra los periodistas.

 Por Carlos Rodríguez

Desde Santa Rosa

A seis meses de su escandalosa destitución, el peronista Juan Carlos Tierno aparece como el principal candidato a ganar las elecciones a intendente de esta ciudad. Aunque parece no contar con el aval de algunos de sus propios partidarios, en las encuestas y en el boca a boca se asegura que hoy puede volver a ser elegido, aunque hay dudas sobre si está en condiciones de poder asumir el cargo. Tierno está procesado por “abuso de autoridad” por haber gobernado durante 87 días –entre diciembre de 2007 y marzo de 2008– a puro decreto, sin la aprobación del Concejo Deliberante de ninguna de las medidas que llevó a cabo. En las elecciones son seis los candidatos, pero el único que aparece con posibilidades de disputarle el triunfo es el radical del Frente Pampeano, Francisco Torroba, quien en su campaña ha puesto el énfasis en pedirle al electorado que rechace “las propuestas autoritarias”, en obvia referencia a Tierno.

“Tierno llegó a esta nueva candidatura porque las elecciones en el justicialismo fueron abiertas. Mucha gente, en Santa Rosa, lo apoya por sus políticas de mano dura, por su fama de ‘sheriff’ que es capaz de imponer el orden. Es un gran error, pero así estamos”, dijo a PáginaI12 un dirigente peronista que prefirió el anonimato. Tierno tuvo que dejar el cargo el 7 de marzo pasado, cuando la Cámara de Diputados de La Pampa aprobó la intervención total de la intendencia de la capital provincial. Por la destitución de Tierno votaron todos los legisladores presentes en el recinto, que fueron 25 de los 26 que conforman el cuerpo. La única ausente fue Sandra Fonseca, justicialista y esposa de Tierno. El interventor designado, Gustavo Fernández Mendía, asumió entonces con la misión de llamar a elecciones en 180 días.

Sobre las actitudes autoritarias de Tierno circulan mil anécdotas en esta ciudad. “Tierno hizo, por su cuenta, su propia campaña de veda contra el alcohol y fue mucho más lejos de lo que iba la propia legislación provincial en la materia. Una vez, en el restaurante La Churrasca, en la avenida Juan B. Justo, se bajó del auto para increpar a dos jóvenes que estaban cenando. Uno de ellos había pedido una cerveza y el otro un vino. Tierno les dijo: ‘O cerveza o vino’ y de inmediato agarró una de las botellas y se la quiso llevar. Se armó un lío bárbaro, le pegaron, tuvo que intervenir la policía. Otra vez lo agarró a carterazos una viejita, que lo conocía desde la infancia, y que se puso muy mal porque le quiso aplicar una multa callejera porque supuestamente estaba mal estacionada. El se metía en todo y aplicaba su propia ley.” Aníbal es remisero y conoce, como todos en Santa Rosa, las historias que se cuentan de Tierno. De tan extravagantes algunas parecen inventos, pero todos juran que son verdaderas.

Los grandes enemigos de Tierno son los periodistas. El martes pasado tuvo el último altercado, esta vez con varios miembros del Sindicato de Prensa La Pampa Sur, que repudiaron su actitud en un comunicado que se dio a conocer ayer. “La violencia que sufrieron los trabajadores provino de los seguidores de Tierno y del propio candidato, quien demuestra otra vez su desprecio por el rol republicano y democrático de la prensa. Ya tiene antecedentes de perseguir periodistas y medios de prensa.” El problema surgió porque Tierno llamó a una conferencia de prensa que en realidad fue un acto partidario, en el cual “todos los presentes fuimos maltratados y humillados, por el solo hecho de intentar entrevistar al candidato, que nos había citado para hacer declaraciones”, explicó a este diario un periodista del diario La Arena. “Ustedes se tienen que ir porque ahora vienen los periodistas reales, los que dicen la verdad”, les gritó Tierno a los presentes, mientras sus seguidores cantaban consignas partidarias.

A Tierno lo echaron en marzo, luego de una serie de manifestaciones convocadas por una asamblea multisectorial que lo acusó públicamente de “autoritario y fascista”. El intendente destituido sostuvo que se trató de una “conjura de sus enemigos políticos”, que van desde Walter Goñi, director de El Diario hasta la monja Martha Pelloni, quien lo enfrentó en 2005, cuando Tierno era todavía ministro de Gobierno, Justicia y Seguridad del gobernador peronista Carlos Alberto Verna. Pelloni lo llamó “el Juan Carlos Blumberg de La Pampa”. Tierno, que fue menemista y asesor de la Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado nacional durante el gobierno de Carlos Menem, se hizo conocido a nivel nacional en marzo de 2005, cuando impulsó una norma que habilitaba a los fiscales a perseguir penalmente a los padres por delitos o infracciones menores cometidas por sus hijos menores de 18 años.

A pesar de sus antecedentes –llegó a pelearse a trompadas con un comerciante en Guatraché, porque supuestamente allí se vendía alcohol a los menores– Tierno llegó a la intendencia, siempre de la mano de Verna, pero allí fue cuando estalló la rebelión de todo el Concejo Deliberante, incluyendo a los propios miembros de la bancada justicialista. Ahora puede darse el caso de que gane una elección y no pueda asumir como intendente. Esto se debe a que Tierno fue procesado por “abuso de autoridad”, junto con cuatro ex funcionarios que lo acompañaron durante su gestión de 87 días. La medida la tomó hace 48 horas el juez del Tribunal de Impugnación Penal Pablo Tomás Balaguer.

La decisión se tomó en una causa presentada contra Tierno porque durante su breve gestión como intendente tomó medidas de fondo sin la aprobación del Concejo Deliberante. Una de esas medidas, tal vez la más grave, tuvo que ver con la modificación por decreto del presupuesto municipal. Aunque la ley orgánica dice que debe ser aprobada por el cuerpo legislativo, el intendente tomó una serie de medidas por decreto y las aplicó en forma inmediata. Según el juez Balaguer, “la Ley Orgánica de la Intendencia dice que ningún jefe comunal puede asumir si tiene un procesamiento en su contra”. De todos modos, el propio juez admitió que a pesar de que la letra de la ley es clara, existen por lo menos dos antecedentes en los cuales otros tantos funcionarios municipales pudieron ejercer el cargo a pesar de estar procesados. Los criterios de la Justicia pueden ser opuestos, según quien fuere el magistrado actuante. De hecho, antes del procesamiento dictado por Balaguer, el propio Tierno había sido absuelto por otro juez.

“Entra Tierno, sale Jorge”, dice una de las pocas pintadas políticas que quedaron en pie de la reciente campaña electoral. La voz de la calle expresa una sensación que parece recorrer la interna del peronismo. Cuando Tierno cayó en marzo pasado, el gobernador peronista Oscar Mario Jorge fue el que decidió sacarlo del medio, luego de haber soportado muchas de las bravuconadas del intendente destituido. Ahora, luego del triunfo de Tierno en las internas partidarias, algunos especulan con que la situación puede ser inversa y lo dejan impreso en las paredes. De todos modos, es curioso que Tierno no tenga el aval masivo de sus compañeros de partido en esta nueva elección. “Muchas de las pancartas y carteles en la calle llaman a votar a la lista 2, del peronismo, pero en ningún momento se menciona el nombre de Tierno. Eso es llamativo y está demostrando que a Tierno hoy por hoy lo bancan más desde afuera del partido que desde adentro”, explicó la fuente justicialista consultada por PáginaI12.

“El caballito de batalla de Tierno es la seguridad y hay mucha gente que lo apoya en Santa Rosa, aunque no sean peronistas. Es curioso que muchos peronistas declarados hacen campaña, por lo bajo, a favor del candidato radical Francisco Torroba”, comentó un importante comerciante de Santa Rosa, vinculado a la política local. El temor de los que buscan consolidar las instituciones democráticas en la capital de La Pampa es porque piensan que Tierno, en caso de ganar y de asumir, puede volver con medidas tan drásticas y autoritarias como las de obligar a los comerciantes a poner cámaras de televisión en las pistas de baile o cobrarles multas de hasta 12 mil pesos a los padres de adolescentes con problemas de adicciones, en caso de que se demostrara que ellos tenían alguna responsabilidad en el problema. El fantasma de Tierno está más vivo que nunca y amenaza con corporizarse este domingo.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Marisela Mengochea
SUBNOTAS
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.