SOCIEDAD › EXPERTOS MEXICANOS COLABORAN CON EL JUEZ DE ZáRATE-CAMPANA

Una visita a la lujosa mansión de De Carli

La actividad en la lujosa quinta Los Troncos, de Los Tilos al 800, en General Rodríguez, perteneciente al empresario Hernán De Carli, ayer tuvo agenda completa. El juez federal de Zárate-Campana, Federico Faggionatto Márquez, el propio De Carli, e investigadores de los fiscales de Delitos Complejos de Mercedes, Juan Bidone y Daniel Vivanco, que ahora investigan la causa por el triple crimen de General Rodríguez, dieron vueltas por la vivienda y analizaron los ambientes en busca del sótano o desnivel en el que, según el abogado de las viudas del triple crimen, Miguel Angel Pierri, podrían haber permanecido secuestrados Sebastián Forza, Leopoldo Bina y Damián Ferrón. Pero, a ellos se agregó un equipo de expertos mexicanos, enviados por la Procuración de ese país, con un escaner que, cual Superman, es capaz de ver a través de las paredes. Durante la mañana, Faggionatto tomó declaración ampliatoria al ex penitenciario Miguel Lombardi, a pedido de su defensor, el múltiple Gustavo Hechem (también abogado de De Carli).

Antes, durante la mañana, Hechem informó que entregó al juzgado federal la caja negra de la Dodge Ram de De Carli. Cual nave aérea, la Ram patente SWAT de fantasía consta de una computadora cerrada en la que se registran los movimientos del vehículo. Hechem aportó la caja negra como prueba para desmentir al testigo encubierto, cuya denuncia implicó a la mansión de Los Tilos y la camioneta Ram.

A partir del mediodía, Faggionatto y su equipo de investigadores de la Bonaerense recorrió las instalaciones del impresionante chalet Los Troncos, del empresario detenido Hernán De Carli. El recorrido tuvo una particularidad: Faggionatto fue acompañado por especialistas mexicanos. No, no se trataba del Chucho ni de ninguno de sus socios detenidos, sino de especialistas en escaneo enviados por la mismísima Procuración mexicana, con un escaner tan especial como para ver a través de las paredes y detectar si en la vivienda existen cajas fuerte no detectadas, o sótanos donde hubieran podido mantener secuestrados al trío fusilado. Los mexicanos llegaron a Ezeiza al mediodía y horas después hacían su arribo a la mansión.

El testigo de identidad reservada había dicho que un conocido, apodado el Poli Medina, había visto a las 4.30 del 13 de agosto la Ram en el zanjón donde luego aparecieron los cuerpos. Dijo que en el lugar estaba el policía Darío Atrio, y que Medina sacó fotos con su celular. También denunció una reunión entre De Carli, Bina, Ferrón, el mexicano Rodrigo Pozos Iturbe, Otero y Manuel Poggi (ambos funcionarios municipales de General Rodríguez, detenidos), en una estación de servicio.

De Carli negó la reunión, y aportó la caja negra de su Ram para desmentir la versión que lo acusa.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.