SOCIEDAD

El gobierno argentino denunciado por “violar el derecho a la salud”

Trece entidades –entre ellas el CELS, la Cicop e Intersalud– denunciarán hoy ante la CIDH al Gobierno por la situación sanitaria. El cuadro, hospital por hospital.

 Por Pedro Lipcovich

El gobierno argentino será denunciado hoy ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por “violación sistemática y manifiesta del derecho a la salud”. La presentación –firmada por el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) y otras 12 entidades– señala “el colapso del sistema de salud” y solicita a la CIDH “que realice una visita a la Argentina para constatar la violación de los derechos humanos, tal como lo hiciera en 1979”. El pormenorizado informe, centrado en la situación hospitalaria, incluye datos difíciles de soportar, como es el caso de los chicos con leucemia sin chance de recibir transfusiones o la presencia de perros vagabundos en los pasillos de las instituciones. Entre los problemas más frecuentes están la falta de personal y el fracaso de los servicios tercerizados. La lectura del informe completo sugiere un drama que va más allá de la crisis económico-social para señalar un desgarro en las obligaciones elementales de toda comunidad.
Además del CELS, suscriben la denuncia el Servicio Paz y Justicia (Serpaj), Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, Intersalud (Comisiones de Salud de Asambleas Populares de Buenos Aires), el Sindicato de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (Cicop), y otras siete entidades. El informe examina hospitales de todo el país.
- Perros. En el Hospital Interzonal General San Martín de La Plata, “los residuos hospitalarios están esparcidos por el piso. Los perros vagabundos ingresan y recorren el edificio sin que el personal de seguridad lo advierta”. “Los dos tomógrafos están descompuestos hace varios meses y aún se espera que el Ministerio de Salud provincial se encargue de su reparación.” El informe observa también que, en hospitales con servicio de cocina tercerizado, el costo supera en un 40 por ciento al de los propios.
- Sin sangre. En hospitales como el Posadas, de Haedo, “no se realizan estudios por falta de reactivos y placas”. En el Güemes, “empieza a faltar sangre por carencia de bolsas para almacenarla. Los médicos y enfermeras tienen orden de pedir a sus pacientes (por ejemplo, accidentados) que lleven sus propias jeringas y agujas”; “la farmacia, que elaboraba medicamentos, dejó de producir por deuda con proveedores”; debido al “atraso de sueldos, hay un ausentismo del 50 por ciento en las enfermeras por falta de dinero para viajar”. En el Hospital Eva Perón de San Martín, “sólo funcionan tres de los doce quirófanos”, “la higiene realizada por una empresa contratada es deficiente” y no se atiende a la mayoría de los que precisan terapia intensiva: en junio, “cuatro fallecieron mientras se buscaba derivación”.
- Ciegos. En los hospitales Interzonal de Agudos y Materno Infantil de Mar del Plata, “muchas personas quedan ciegas por no ser operadas de cataratas; otras están postradas a la espera de cirugía de caderas”. El Hospital Penna de Bahía Blanca presenta “habitaciones sin calefacción, pasillos gélidos y gente con frazadas”; allí, “en setiembre se descartó realizar trasplantes mientras persista la crisis”.
En el Gandulfo de Lomas de Zamora, “el servicio de obstetricia tiene un solo baño y 11 camas con una enfermera para 15 puérperas de riesgo y 15 recién nacidos; “en setiembre hubo cuatro defunciones en terapia neonatal, aparentemente producidas por la bacteria klebsiella”. En hospitales bonaerenses, “se jubiló a 820 agentes sanitarios sin cubrir las vacantes”.
- Papel de diario. En el Hospital Madariaga de Posadas, Misiones, “no se cuenta con sangre. Hay chicos de 16 y 17 años con leucemia a los que no se les puede hacer transfusiones, ni derivarlos a centros en Buenos Aires o Corrientes, por el endeudamiento y las dificultades que éstos atraviesan”; además, “todas las maquinarias son europeas y no hay repuestos” y “la asepsia es desastrosa: la concesionaria no entrega los elementos básicos”; “se llegó a recibir a los bebés con papel de diario porque no había guantes ni compresas”.
- Espectáculos. En el sector de Oncología del Hospital Centro de Salud, Tucumán, “por falta de medicamentos, las enfermeras cantan o hacenespectáculos para aliviarles el dolor a los pacientes”. En el Hospital Centenario, de Santa Fe, “como la luz del quirófano es insuficiente, se opera hasta el mediodía”, y “como en diálisis no hay tiempo para todos los pacientes, se los dializa tres horas en vez de cuatro”.
En el ex Hospital Ferroviario de Mendoza, “los empleados estaban sin cobrar trece sueldos atrasados. El hospital está concesionado a la empresa Ferroviaria S.A.”. En el Hospital Córdoba, “el servicio de cirugía tiene dos salas cerradas de hombres y otras tantas de mujeres”. En el Hospital Provincial de Rosario, “sólo hay cinco camas en la guardia, y reciben 120 consultas de adultos por día; en los quirófanos, el equipamiento de anestesia está obsoleto y se rompe con frecuencia”.
En el Hospital Cosme Argerich de la Ciudad de Buenos Aires, “existen más de cuatrocientos pacientes en espera que requieren intervenciones cardiovasculares urgentes”. En los hospitales porteños, “el punto crítico está en los materiales descartables para cirugía: son todos importados”; y hay “falta de provisión de medicamentos para la epilepsia”.
El texto será presentado hoy al secretario de la CIDH en Washington y se distribuirá en conferencia de prensa, a las 13, en Piedras 457.

Compartir: 

Twitter
 

El informe cuenta que en algunos hospitales falta sangre para trasfundir, en otros no se puede operar.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.