ECONOMíA › EMPRESAS Y MEDIANOS INVERSORES MUDAN SU DINERO

De dólares a plazos fijos

 Por Claudio Zlotnik

Momentáneamente, el dólar dejó de ser atractivo para los grandes operadores del mercado cambiario, ya sean bancos o empresas. Con la moneda estadounidense estable, e incluso en retroceso, se buscan otras opciones para ganar en rentabilidad. Los depósitos y las Letras del Banco Central (Lebac) aparecen como las de mayor éxito, a pesar de que las tasas siguen cayendo en picada. Ayer, la divisa quedó en 3,62 pesos en el segmento libre, mientras que tuvo un importante retroceso en el tramo oficial, donde cayó seis centavos, a 3,54 pesos. La demanda de billetes verdes al Banco Central resultó de tan sólo 7,6 millones entre empresas, bancos y público en general.
La demanda de dólares cayó a la cuarta parte en las últimas jornadas. De los 30/40 millones que vendía en promedio diariamente la autoridad monetaria, ahora cayó por debajo de los 10 millones. Al Central, esta retracción le está sirviendo para engrosar sus reservas. Ayer, tras una liquidación por exportaciones de 43,7 millones, ganó otros 36,1 millones y ya acumula 303 millones en el mes.
¿Cuáles son los destinos que empresas y bancos les dan a sus fondos excedentes? Principalmente, depósitos y Lebac. El stock de Letras creció 200 millones de pesos desde que empezó el mes y se sitúa en 2930 millones. A su vez, las colocaciones bancarias del sector privado aumentaron 718 millones de pesos en lo que va de octubre, sin tomar en cuenta los nuevos plazos fijos que se están realizando con los fondos reprogramados en el corralón. De esta manera, casi mil millones de pesos se desviaron del dólar y se dirigieron a otros activos financieros.
Esta tendencia se verificó a pesar de la caída que vienen mostrando las tasas de interés, en especial de las Lebac. Ayer, las tasas que devengan las Letras volvieron a retroceder a un piso record. En la emisión a 14 días el BCRA pagó el 20 por ciento anual, siete puntos menos que en la operación del último martes. A 28 días también hubo una caída de siete puntos: de 43 a 36 por ciento, lo mismo que en la emisión a 56 días, al pasar de 53 a 46 por ciento. En la colocación a 84 días, el costo bajó de 66 a 60 por ciento anual. En total, a través de las Lebac, el Central absorbió ayer 530,3 millones de pesos. En el caso del rendimiento de los plazos fijos también se nota una merma. En promedio, la tasa pasiva de las colocaciones a plazo cayeron del 3,3 al 2,9 por ciento mensual en la última semana.
La calma financiera entusiasmó ayer a Aldo Pignanelli. El Central disminuyó el tipo de cambio oficial en tres oportunidades, por un total de seis centavos, hasta colocarlo en 3,54 pesos para la venta. De todos modos, este mercado es cada vez menos representativo: tras las últimas restricciones, mueve menos de 2 millones diarios. Durante una conferencia de prensa, el ministro Roberto Lavagna fue consultado sobre la posibilidad de que el Gobierno impulse nuevas bajas del dólar. “Preferimos que no haya volatilidad porque la volatilidad es igual a incertidumbre”, señaló, confirmando que la estrategia será mantener al dólar en un nivel alto, pero estable. En todo caso, la apuesta oficial pasará por dar el marco a nuevas disminuciones en el costo del dinero. En algún momento, confían en el equipo económico, esa tendencia debería ser la columna vertebral de una recuperación económica.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.