EL PAíS

Los interrogantes sobre lo que puede decidir la Justicia

La Cámara Electoral seguramente revocará el fallo de Servini. Además puede interpretar que, hasta que se resuelva el juicio, las internas abiertas siguen vigentes. Las preguntas que se abren.

 Por Raúl Kollmann

“Las internas abiertas y simultáneas están vigentes. No es cierto que el fallo de la jueza Servini de Cubría haya anulado las internas originales: al haberse presentado una apelación, el efecto del fallo de la jueza queda suspendido. Por lo tanto, si yo fuera candidato, presentaría mi postulación a la Justicia antes del día 26, que es cuando se vence el plazo.” La frase fue dicha anoche a Página/12 por un altísimo funcionario de la Justicia Electoral. Pone así sobre el tapete que la guerra DuhaldeMenem no está sólo en el terreno político sino también en el judicial. Y da para todas las interpretaciones. La Cámara Nacional Electoral podría, por ejemplo, decidir que la interna original se haga –tal vez el Gobierno la postergue–, pero manteniendo la elección nacional para el 30 de marzo. Y también la Justicia, en especial de la Corte Suprema, podría emitir un fallo anulando incluso la convocatoria a la elección del 30 de marzo. La batalla es campal en todos los terrenos.
Después de tantas idas y vueltas hay una serie de preguntas que más que respuestas parecen desarrollar controversias:
- ¿Están vigentes o no las internas abiertas y simultáneas que estaban previstas en la ley y que anuló Servini de Cubría?
El menemismo y el Gobierno interpretan que las internas están anuladas. En la Justicia se cree lo contrario ya que en la ley sobre los amparos se establece que si la jueza decide una cosa y enseguida admite una apelación, lo que rige mientras se resuelva la apelación es la norma original.
- ¿Qué está sucediendo con las apelaciones?
Servini de Cubría hizo lugar a la apelación del Gobierno y le otorgó hasta el martes próximo para fundamentarla. También apeló el fiscal Jorge Di Lello. Después, los denunciantes, los ciudadanos José Salvatierra y Norma Susana Quidi, deben replicar a las apelaciones. Recién entonces, resolverá y le elevará el expediente a la Cámara Nacional Electoral. Tiempo esperado para ese paso: diez días. El problema es que se van venciendo los plazos de la interna.
- ¿En qué consiste la apelación más importante, la del fiscal?
La jueza considera inconstitucional que las internas se hagan en forma simultánea. El fiscal, en cambio, sostiene que hacerlas en forma simultánea les da más transparencia. Ese fue el principal fundamento de su apelación, que contiene otras críticas al fallo.
- ¿Qué podría hacer la Cámara Nacional Electoral?
Los jueces de la Cámara nunca vieron con buenos ojos que la Justicia se inmiscuyera en la cuestión política. Lo más probable es que la Cámara revoque la sentencia. Lo asombroso es que todo el proceso podría demorarse un mes o más. Ya sería imposible hacer la interna oficial el 15 de diciembre. Y también se trabaría la interna del PJ que impulsa Carlos Menem.
- ¿Cuándo le llegaría el caso a la Corte?
No está claro. La Cámara podría rechazar el recurso y ello provocaría que las internas originales, las establecidas por ley, sigan vigentes. La Corte sólo podría suspender la interna con el voto de cinco de los jueces, pero hasta que eso ocurra pasarían al menos 40 días. El cronograma debería rehacerse.
- ¿Puede la Corte anular las elecciones del 30 de marzo?
Sí, puede considerar que la convocatoria a esas elecciones es inconstitucional. Básicamente porque un presidente que renuncia –y es el caso de Duhalde– debe convocar la Asamblea Legislativa y ésta es la que decide. O sea que, anuladas las elecciones del 30 de marzo, Duhalde podría aceptar quedarse hasta diciembre o bien la Asamblea tendría que designar aotro. Todo el mundo cree que la Casa Rosada apunta a la permanencia del Presidente.
- ¿Hay alguna otra solución a este inmenso entuerto?
Sí. Como las internas abiertas y simultáneas fueron establecidas por ley, el Congreso nacional podría dictar una ley que anule las internas. Y además tal vez se intente aprobar una especie de ley de lemas, la conocida como Ley Conte Grand, que le permite al justicialismo sumar los votos de sus candidatos en la primera vuelta. Sería la forma de evitar la explosión del PJ, pero necesitará los votos de los diputados de la UCR.

Compartir: 

Twitter
 

Menemistas y duhaldistas coinciden en algo: interpretan que el calendario electoral dejó de tener vigencia.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.