EL PAíS

17 DE OCTUBRE EN CAMPAÑA

Los festejos del 17 de Octubre sirvieron para probar, por si hacía falta, la fragmentación del peronismo. Los candidatos se repartieron por todo el país (Menem fue el único que optó por su provincia) y el duhaldismo no hizo un acto de masas sino un cónclave de dirigentes en San Vicente. El ex presidente fue el único que presentó su candidato a vice. Todos intercambiaron furiosas críticas cruzadas e intentaron, cada uno a su modo, reflotar la identidad justicialista. A continuación breves reseñas de la diáspora.

MENEM SE QUEDO EN LA RIOJA
De local, con Romero

Carlos Menem fue a lo seguro. Organizó el acto para conmemorar el Día de la Lealtad en La Rioja, uno de los pocos sitios –si no el único– en el que sabe que contará con un marco aceptable, no le harán escraches y no habrá bandas rivales amenazándose con armas de fuego. Ante las tribunas colmadas del Estadio del Centro riojano, entonces, Menem presentó a su compañero de fórmula, el gobernador salteño Juan Carlos Romero, y aseguró que juntos llegarán a la Rosada el 25 de mayo próximo para “combatir con verdadera fuerza esta calamidad que es la pobreza”. Es decir, que se propone combatir el saldo más notorio de lo que fue su década de gestión.
Sin embargo, Menem estuvo muy lejos de cualquier tipo de autocrítica. Explicó que si van a tener que lidiar con semejante cuadro social es por culpa de “este verdadero desastre que cometieron los mentirosos de turno que asumieron en 1999”. No obstante, anticipó que volverá a la presidencia “sin odio y rencores”. También prometió luchar contra la delincuencia. “A los delincuentes los vamos a ir a buscar, si es necesario, a sus guaridas”, sostuvo.
Menem y Romero habían presentado su fórmula en una conferencia de prensa que ofrecieron unas horas antes en la gobernación riojana. Ambos llegaron acompañados de sus esposas, Cecilia Bolocco y Carmen Marcussi. Menem presentó a su compañero como “un gran hombre de la política nacional e internacional” y reiteró que, en caso de ganar, el vicepresidente ocupará también la Jefatura de Gabinete. Romero dijo estar contento por formar parte de “una propuesta que represente la cordura”. El ex presidente acusó de “traidores” a los candidatos peronistas que hablan de presentarse por afuera del PJ y advirtió que cualquier corrimiento del cronograma electoral fijado sería “un fraude”.
En el acto estuvo presente la plana mayor del menemismo: el gobernador Angel Maza, Eduardo y Adrián Menem, los legisladores Leila Chaya, Marta Alarcia y José Figueroa, los intendentes Germán Kammerath y Luis Patti, y dirigentes como Alberto Kohan, Javier Mouriño y Alberto Pierri.


Rodriguez Saa, en la quiaca
Más al Norte que nadie

Afecto a los simbolismos, el puntano Adolfo Rodríguez Saá eligió un curioso escenario para recordar el 17 de octubre de 1945: la plaza Independencia de La Quiaca, a metros del límite fronterizo con Bolivia, donde inició la “marcha por nuestros sueños del noroeste” –como bautizó a su caravana proselitista por Salta y Jujuy– y habló con periodistas y vecinos del lugar. Escoltado por Melchor Posse y el líder de los colectiveros, Juan Manuel Palacios, con quienes viajó en avión desde Córdoba, el candidato insistió en que competirá en la interna del PJ. “La idea es ir por dentro del Partido Justicialista. Pese a lo que digan los diarios, lo cierto es que yo siempre dije que voy a ir por dentro del partido”, aseguró. Pero después, como lo viene haciendo desde hace días, exigió al Consejo Nacional del PJ que cumpla con ciertas condiciones que aseguren la “transparencia” de la interna peronista. “Que se respete la democracia interna, con un padrón transparente, con un presidente de mesa intachable y una junta electoral honesta”, reclamó. Además, Rodríguez Saá aprovechó el contacto con la prensa para responderle a Menem, quien lo había llamado “dictador”. “He gobernado San Luis 18 años en forma democrática y fue una provincia exitosa”, replicó el puntano. Luego del acto, la caravana “adolfista” recorrió las calles de La Quiaca, entre la curiosidad de los vecinos que se juntaron para ver pasar a la comitiva. Rodríguez Saá estaba acompañado por la gobernadora de San Luis, Alicia Lemme; la diputada María Angélica Torrontegui, la senadora Teresa Negri de Alonso y sus operadores Enrique Rodríguez y Jorge Rachid. La marcha continuó por Abra Pampa, Humahuaca y San Salvador de Jujuy, donde el puntano recorrerá barrios humildes y dialogará con la gente.


DE LA SOTA EN EL CHACO
El riojano en la mira

“Acá estamos los que no tuvimos, ni tenemos, ni tendremos cuentas en Suiza. Acá estamos los que no nos hemos perpetrado 20 años gobernando como patrones de estancia.” Para empezar su discurso sobre el 17 de octubre, José Manuel de la Sota eligió criticar a sus dos adversarios de la interna, Carlos Menem y Adolfo Rodríguez Saá. Y lo hizo con una dureza hasta ahora inédita, ante una multitud que, según los organizadores, alcanzó las “diez mil personas”. El acto se realizó en el club Don Bosco de la ciudad de Resistencia (Chaco), donde confluyeron miles de personas movilizadas desde todas las provincias del Nordeste (Entre Ríos, Corrientes y Misiones). “Fue el acto más importante de la campaña del Gallego”, aseguró anoche a Página/12 el vocero de De la Sota. En su discurso, el cordobés llamó a “reencontrarse con las raíces” del PJ y adoptó un tono bien peronista, a diferencia de sus últimos actos que se caracterizaron por un tono “moderno” centrado en la gestión. “El peronismo nació en la calle cuestionando al poder, reclamando dignidad, trabajo y justicia social, defendiendo la causa del pueblo y de los humildes. ¿Qué pasó desde entonces para que hoy muchos peronistas ni siquiera puedan salir a la calle sin que el pueblo los insulte o los escrache?”, dijo. Por último, De la Sota criticó al FMI y prometió que, si gana, terminará con el ajuste: “Cuando hay recesión, los gobiernos rebajan las tasas de interés, hacen obras, reducen los impuestos y a nosotros nos dicen todo lo contrario: que hagamos ajuste y así nos va, para el carajo”. De campaña por el Litoral, De la Sota cruzará hoy el Paraná y dará una conferencia en la Universidad de la Cuenca del Plata, en Corrientes. Después volará a Posadas, donde se entrevistará con el gobernador de Misiones, Carlos Rovira.


KIRCHNER EN ROSARIO
“Lealtad a los argentinos”

El santacruceño Néstor Kirchner recordó anoche el 17 de Octubre ante unas cinco mil personas –según el cálculo del enviado de Rosario/12, la edición rosarina de Página/12– en el club Sportivo América. “Hoy se conmemora el día de la lealtad a los argentinos, porque si ustedes se retrotraen 57 años atrás la situación en la Argentina era igual: un pequeño grupo de capital concentrado, un limitado grupo de sectores medios y una gran cantidad de sectores excluidos”, sostuvo Kirchner.
Luego de barajar otras opciones, Kirchner se decidió por Rosario para hacer el acto, ciudad que en algún momento fue conocida como “la capital del peronismo” gracias a su cordón industrial, hoy casi inexistente. Hasta allí llegaron varios de los apoyos nacionales del santacruceño como el vicegobernador de Jujuy, Rubén Daza; el senador bonaerense Eduardo Sigal y la legisladora porteña Juliana Marino. Kirchner acusó a Carlos Menem de querer “una interna cada vez más chica”, aunque aseguró que igual derrotará al riojano “con la voluntad popular”. El gobernador de Santa Cruz no anticipó si finalmente irá por fuera o por dentro de la estructura del PJ. “Esto se resuelve sin ansiedad. Nosotros estamos esperando, son horas determinantes, acuérdense de que hay un fallo que el Gobierno apeló ante la Cámara Electoral”, apuntó en una rueda de prensa previa al acto.


DUHALDE EN SU PROPIA QUINTA
Solo con la tropa propia

El presidente Eduardo Duhalde decidió que su acto por el Día de la Lealtad fuera sólo para dirigentes peronistas en la histórica quinta de San Vicente que perteneció a Perón y a Evita. Y fue sólo para dirigentes porque el acto tuvo un objetivo claro: reafirmar su liderazgo dentro del PJ bonaerense, después de que algunos intrépidos decidieran cruzar de vereda y se sumaran al armado de Adolfo Rodríguez Saá.
“En estos meses que me quedan estaré trabajando muy fuertemente y sueño con la unidad del peronismo, sobre todo del bonaerense”, sostuvo Duhalde, al hablar ante unas dos mil personas que se congregaron en la quinta. Que el Presidente echará mano a la liturgia peronista para cercar al PJ bonaerense suena casi obvio: utilizó el 17 de Octubre para hablar en la quinta “17 de Octubre” y lanzar la línea “17 de Octubre”.
También habló el gobernador Felipe Solá, no siempre alineado con las movidas del duhaldismo más ortodoxo. “Cuente con nosotros que no somos de los que votan para criticar después”, le dijo ayer el gobernador a Duhalde. Junto al Presidente estuvo su mujer, Hilda “Chiche” Duhalde, el jefe de Gabinete, Alfredo Atanasof, los ministros Aníbal Fernández y Juan José Alvarez, el intendente de Lanús, Manuel Quindimil, y el titular de la Cámara de Diputados bonaerense, Osvaldo Mércuri.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.