SOCIEDAD › OBAMA RESTITUYO LOS FONDOS QUITADOS POR BUSH A UNA AGENCIA DE LA ONU QUE PROMUEVE LA SALUD SEXUAL

Otro paso por los derechos de la mujer

El presidente de Estados Unidos restableció el apoyo financiero al Fondo de Población de las Naciones Unidas, cuya misión es la promoción de los derechos reproductivos y la igualdad de género en el mundo. Bush había eliminado la ayuda a esos programas.

 Por Mariana Carbajal

El presidente Barack Obama dio una nueva señal de su compromiso con los derechos de las mujeres más allá de las fronteras de Estados Unidos: anunció que restablecerá el apoyo financiero al Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa), la agencia de la ONU cuya misión central es la promoción de la salud sexual, los derechos reproductivos y la igualdad de género. Por decisión del gobierno de su antecesor, George W. Bush, el Unfpa dejó de percibir en los últimos siete años 244 millones de dólares para sus programas de cooperación en los países más pobres del planeta. “El empuje que está dando Obama en menos de una semana de gestión vuelve a colocar el tema de los derechos reproductivos como una prioridad política, no sólo para su país sino para el mundo en desarrollo”, destacó en diálogo con Página/12 Eleonor Faur, titular de la oficina de Unfpa en la Argentina.

El viernes, Obama puso fin por decreto a la llamada Ley Mordaza Global que prohibía el financiamiento de organizaciones que ofrecen servicios de atención de abortos fuera de Estados Unidos, en los países en que la práctica es legal o trabajan para ampliar la ley donde está penalizada. El flamante mandatario llevó así al plano de los grandes temas sociales el cuestionamiento de las políticas de su predecesor. A continuación dijo que estaba “ansioso” por trabajar con el Congreso de Estados Unidos para restablecer el apoyo financiero al Unfpa. Bush le había quitado el respaldo económico aun cuando la agencia de la ONU nunca trabajó a favor del aborto. De todas formas, el Unfpa no aprobaba la política de educación sexual en “sólo abstinencia” que promovió fervientemente la administración republicana y que –han demostrado distintos estudios–, no contribuye a prevenir el embarazo adolescente y el contagio de enfermedades de transmisión sexual como el VIH-sida entre los jóvenes. En cambio, el Unfpa tiene un fuerte compromiso con el desarrollo de planes de educación en sexualidad integral. De hecho, apoyó firmemente el acuerdo inédito firmado el 1º de agosto en la ciudad de México por 29 países de América latina y el Caribe –entre ellos– la Argentina– para promover la educación sexual desde la infancia basada en los derechos humanos como herramienta clave contra el sida, en el marco de la Primera Reunión de Ministros de Educación y Salud para detener el VIH del continente.

“Al reanudar la financiación a Unfpa, Estados Unidos se unirá a otras 180 naciones donantes que trabajan en colaboración para reducir la pobreza, mejorar la salud de las mujeres y de niños, prevenir el VIH y el sida y promover asistencia en planificación familiar para 154 países”, enumeró Obama.

Faur explicó que durante los últimos siete años en los que Estados Unidos le quitó el aporte de unos 244 millones de dólares, el Unfpa contó con el respaldo de otros donantes. “No obstante, esta noticia es doblemente significativa, no sólo en términos económicos sino también políticos. Para los países en desarrollo, que tienen altos niveles de desigualdad, como los de América latina, los derechos reproductivos muestran una significativa vara de la desigualdad y posicionar estas políticas como prioridad no sólo apuntala la igualdad entre los géneros sino muy especialmente, apuntan a igualar el acceso a derecho sociales, ya que el impacto mayor se concentra en las mujeres más pobres y las que dependen de forma exclusiva del sector público para planificar su reproducción”, señaló Faur, oficial de enlace del Unfpa en la Argentina.

La directora ejecutiva del Unfpa, la saudí Thoraya Ahmed Obaid, también celebró el anuncio de Obama. “Las acciones del presidente envían un fuerte mensaje sobre su liderazgo y su voluntad de apoyar las causas que promuevan la paz y la dignidad, la igualdad de las mujeres y las niñas y el desarrollo económico en las regiones más pobres del mundo. Y el acceso a la salud reproductiva es la piedra angular de todas esta cuestiones”, señaló Obaid en un comunicado de prensa. Hay mucho por hacer, agregó. Ya se recorrió más de la mitad del camino hacia la fecha límite de 2015 para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio, y la meta que se ocupa de mejorar la salud materna y reproductiva es en la que se han hecho menos progresos y es la que cuenta con menos recursos, apuntó. A nivel mundial, la tasa de muerte por embarazo, parto y aborto se ha reducido entre 1990 y 2005 sólo el uno por ciento. Tener un hijo sigue siendo uno de los mayores riesgos de salud para las mujeres en todo el mundo, según reveló la semana pasada la principal publicación de Unicef, El Estado Mundial de la Infancia 2009. Cada día, 1500 mujeres mueren mientras dan a luz: es decir, medio millón de madres todos los años. Noventa y cinco por ciento de estas muertes ocurren en países en desarrollo, en particular en Africa y Asia, muchos de los cuales –como Etiopía, Ghana, Tanzania, Zambia, Kenia y Zimbabwe–, sufrieron como consecuencia del recorte de la financiación externa promovida por la Ley Mordaza Global el cierre de clínicas y un dramático recorte de prestaciones en salud reproductiva, incluyendo cuidados obstétricos pre y posnatales y consejería en prevención del contagio del VIH.

Compartir: 

Twitter
 

Barack Obama ya había eliminado la ley que prohibía financiar agencias que promovieran el aborto.
Imagen: AFP
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.