SOCIEDAD › CASI NO HUBO MOVIMIENTO TURISTICO EN EL PAIS, PESE AL FERIADO DE AYER Y EL ASUETO DE HOY

El extraño fin de semana largo con gripe A

En Retiro no hubo refuerzos de micros. En Mar del Plata, las reservas fueron mínimas y por momentos la autopista estaba vacía. Hubo algún movimiento en regiones con actividades al aire libre, particularmente Entre Ríos.

[HTMLp>Las recomendaciones de las autoridades sanitarias y las cifras que va cosechando el avance de la epidemia parecen tener más capacidad de disuasión que la posibilidad del ocio, e incluso resultaron más poderosas que la tentación nómade habitualmente de-satada los fines de semana largos. En Buenos Aires, la terminal de ómnibus de Retiro conoció cierto alboroto, sí, pero solamente en la noche del miércoles, aunque de ninguna manera el pequeño fervor hizo necesario que se sumaran servicios adicionales por la demanda. Mientras el feriado sumía a la ciudad en un persistente clima de siesta, con escasos paseantes callejeros –ni siquiera niños–, el movimiento turístico desde y hacia el distrito brilló por su modestia y moderación. Algo parecido se registró en el resto del país.



La tranquilidad resultó tan contundente que ayer, en la terminal de ómnibus, algunas empresas se limitaron a cumplir con el servicio mínimo que deben garantizar por ley. En algunas zonas del Litoral no se registraron reservas hoteleras, ni afluencia masiva de pasajeros en micros de larga distancia. Sin embargo, a lo largo de la jornada fueron llegando, paciente, espaciadamente, pequeños grupos de turistas en sus autos; posiblemente personas que resolvieron un viajecito a último momento, animadas porque el día, aunque frío, prometía seguir soleado. En un destino tan clásico como Mar del Plata, el movimiento de turistas fue escaso; llegó a vivirse incluso un momento en el que el tránsito vehicular por la autopista que desemboca en la ciudad fue considerado “nulo” por la Policía Vial. Más hacia el sur del país, los desplazamientos de minivacacionistas no fueron particularmente notables. Sin embargo, las trayectorias observadas en Chubut llevaron a que las autoridades turísticas provinciales concluyeran que los pocos turistas avistados parecían mostrar predilección por los “lugares abiertos de bellezas naturales”.



“Ayer se fue mucha gente. Ojo, hubo servicios normales, sin refuerzos, pero todos los coches salieron completos”, explicaron desde las oficinas de la empresa El Rápido cuando este diario consultó por el movimiento en la terminal de ómnibus de Retiro. En la tarde de ayer, algunas empresas comenzaban a anular servicios, de manera tal que quedaran garantizados solamente los del servicio mínimo que debe garantizarse por ley. “Nosotros –agregaron en El Rápido– recibimos más demanda para viajes a Mar del Plata, Tandil y Necochea; pero salvo Mar del Plata, que es más cosmopolita, los demás son destinos con características especiales: en general los toman estudiantes, gente que es de allá y aprovecha estos días para ir a visitar a la familia. Y en general ésos se fueron el miércoles a las seis, las siete de la tarde, para llegar a la noche y dormir allá, y hasta eso de las 11, las 12 de la noche estuvieron preguntando. Pero hoy (por ayer) no pasó nada.” En Vía Bariloche, que opera una ruta abocada a cubrir destinos patagónicos, afirmaron en cambio que “la demanda se incrementó respecto de otros fines de semana, pero no demasiado. Los lugares más requeridos fueron Bariloche, Neuquén y San Martín de los Andes”.



En la fecha patria, La Feliz bien podría haber sido rebautizada mentando más bien la quietud y no solamente porque desde el martes casinos y bingos se encuentran cerrados “por tiempo indeterminado”. Mientras el sol de la mañana acompañaba una sensación térmica bajo cero, el titular del destacamento de Policía Vial que tiene su observatorio en el acceso de la autovía 2 a Mar del Plata, Daniel Bauzá, aseguró que el movimiento de autos era “nulo” y que lo mismo había pasado durante la madrugada. “Yo consulté en el peaje de Maipú y entre la medianoche y las 8 de hoy habían pasado por ahí 594 vehículos, una cifra que es más o menos la habitual para días hábiles”, agregó. Pasadas las 10 de la mañana, el panorama automovilístico y de ómnibus seguía la tendencia: ni un auto ni un bus turístico sobre la carpeta asfáltica. El rubro hotelero no se encontró con sorpresas de último momento: las reservas confirmadas para el fin de semana son escasas; los únicos arribos previstos, por fuera de esos turistas, son los de personas que tienen familia o departamento en la ciudad.



En Chubut, el viento patagónico desplazó hacia “áreas abiertas” al movimiento turístico que las autoridades provinciales definieron como “incipiente”, habida cuenta de que pronto comenzará formalmente la temporada de descanso invernal. En su mayoría, las personas que eligieron la provincia se dirigieron a las reservas naturales y al centro de esquí de Esquel. “Todavía el número (de visitantes) no está cuantificado, porque recién hoy por la noche o por la tarde llegarían a la región”, declaró con optimismo el subsecretario de Turismo y Areas Protegidas chubutense, Adrián Contreras. Los paseanderos, agregó el funcionario, “buscan llegar a lugares abiertos de bellezas naturales, como lo son las reservas faunísticas de Península Valdés, en la costa, y el centro de esquí La Hoya, ubicado en cercanías de la cordillerana ciudad de Esquel”. ¿A qué podría deberse este particular movimiento? Contreras supuso que los turistas procuraron evitar espacios donde pudiera haber concentración masiva, “como lo aconsejaron las autoridades sanitarias”, por lo que “siguen los protocolos higiénicos aconsejados”.



En la tarde del miércoles, los teléfonos de los prestadores de servicios turísticos de Entre Ríos comenzaron a recibir un “número interesante de consultas”, y al promediar la tarde de ayer el flujo de vehículos particulares se había ido incrementando gradualmente, explicó a este diario Adrián Stur, responsable provincial ante el Consejo Federal de Turismo. Los dispositivos puestos en marcha para un operativo de resguardo vial iniciado precisamente esta semana, en previsión de una posible afluencia masiva en las semanas próximas, permitieron observar el incremento del tránsito, “lo que va marcando que el fin de semana va a haber un movimiento tal vez no extremo, porque no se estuvo trabajando sobre eso, pero sí es muy posible que exista”. Stur explicó que, a diferencia de otras veces, estas minivacaciones no se anunciaron con reservas, sino que los visitantes “directamente consultan por teléfono antes de subirse al auto, se largan a la ruta y van decidiendo a medida que se encuentran en el lugar. Lo concreto es que ahora mismo, por ejemplo, hay gente registrándose en los distintos complejos turísticos”. Ante el panorama que volvía tibiamente promisorio el fin de semana largo, Stur destacó que la provincia cuenta con un comité de crisis que coordina acciones sanitarias y turísticas, habida cuenta de la importancia que el ocio de los viajeros tiene para Entre Ríos, “y por eso trabajamos conjuntamente las medidas sanitarias, de higiene y profilaxis en restaurantes, alojamientos, complejos termales”.

Compartir: 

Twitter
 

En la terminal de ómnibus de Retiro, algunas empresas se limitaron a cumplir con el servicio mínimo que deben garantizar por ley.
Imagen: DyN
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.