SOCIEDAD › EN EL PAIS HAY 1.600.000 PERSONAS INFECTADAS

Una campaña regional por el Chagas

 Por Adrián Pérez

Bajo la consigna “La lucha contra el Chagas no puede seguir ignorando a los enfermos”, Médicos Sin Fronteras lanzó ayer una campaña en la que insta a los gobiernos de los países iberoamericanos a que “pongan en marcha planes para tratar a los enfermos del mal de Chagas”. El comunicado difundido por la ONG instó a los gobiernos de los países endémicos a “no dar por perdidos a los enfermos y a apostar por el diagnóstico y el tratamiento de las personas afectadas, en lugar de centrarse sólo en el control vectorial”.

Elsa Segura, investigadora superior del Conicet y especialista del Instituto Nacional de Parasitología, estimó que “hay 1.600.000 personas infectadas con el parásito en Argentina”, mientras que el total de trabajadores especializados en rociar las viviendas en las zonas afectadas “no pasa de 200 y tienen una edad intermedia que supera los 50 años porque no se ha renovado la planta de técnicos”.

–¿Qué medidas deberían adoptarse para optimizar el control de esta enfermedad?

–Es necesario concentrar esfuerzos en la Campaña de Control de Vectores que se realiza en las provincias de alta endemicidad, y trabajar fuertemente en el resto de las provincias en el control de la transmisión de las madres embarazadas a sus hijos. Además de la coordinación técnica en las provincias, es muy importante que trabajemos con la comunidad para que ella misma sea protagonista del monitoreo. Así, una vez que se rocíen las viviendas, los pobladores pueden vincularse con asociaciones comunitarias para denunciar la presencia de vinchucas y comunicarlo inmediatamente al sistema de salud. También hay que insistir para que se rocíe con insecticidas (piretroides) aquellas casas reinfestadas.

–¿Cuáles son las estadísticas de contagio en estos casos?

–En Jujuy y Tucumán los niveles de contagio son muy altos porque siete de cada 100 mujeres embarazadas infectadas por el Tripanosoma cruzi le transmiten Chagas a sus hijos. Si nos vamos al otro extremo, las mujeres embarazadas que están infectadas con el Tripanosoma en Buenos Aires no llega al uno por ciento.

Este año se recuerdan los 100 años de la publicación de Nova tripanozomiase humana. Estudos sobre a morfolojia e o ciclo evolutivo do Schizotrypanum cruzi. Agente etiolojico de nova entidade morbida do homem, un trabajo de 30 páginas donde Carlos Justiniano Ribeiro das Chagas describió el caso de Verenice, una niña de 2 años que vivía en Belo Horizonte –portadora de la enfermedad– y que fue el primer caso descripto por el médico brasileño.

Como parte de su campaña, Médicos Sin Fronteras reclamó “un mayor esfuerzo de investigación y desarrollo para generar nuevos medicamentos y pruebas rápidas de diagnóstico adaptadas para su uso en entornos remotos”.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.