SOCIEDAD › UNA INMENSA MANCHA DE PETROLEO AVANZA HACIA LAS COSTAS DE ESTADOS UNIDOS

Un derrame que es “catástrofe”

La explosión y hundimiento de una plataforma petrolera británica en el Golfo de México amenaza con producir una catástrofe ambiental. La mancha se acerca al delta del Mississippi, donde puede afectar al rico ecosistema de esa región.

Una marea negra de 70 por 170 kilómetros era ayer la consecuencia de la explosión y hudimiento de la plataforma semisubmarina de la petrolera británica BP en el Golfo de México. Desde el sábado, la mancha de petróleo se extiende hacia las costas de Luisiana, Estados Unidos. La empresa reconoció que son 800 mil litros de crudo los que a diario se fugan al mar. El desastre ecológico que provocaría el derrame hizo que la Secretaría de Seguridad Interior de Estados Unidos declare el hecho como una “catástrofe de importancia nacional” y que el presidente Barack Obama ordene el uso de “todos los recursos disponibles”, incluidos militares, para avanzar en la limpieza. Hasta el momento, los incendios controlados del crudo en el mar parecen ser la mejor solución para salvar los ecosistemas de los pantanos que se encuentran en las costas de Luisiana del derrame que podría ser más grande que el de “Exxon Valdez” producido en Alaska en 1989.

“No alcanzará con un puñado de voluntarios para limpiar la playa. Hay kilómetros de pantanos costeros a los que sólo se puede llegar en barco y que son muy delicados”, subrayó Luann White, directora del centro de salud pública aplicada al medioambiente de la Universidad de Tulane, en Nueva Orleáns. Lo delicado de la región responde a que las costas de Luisiana concentran el 40 por ciento de los pantanos costeros estadounidenses sobre la geografía del delta del Mississippi y su frágil ecosistema.

La marea y el viento pueden llevar la capa de petróleo a hundirse profundamente en los pantanos y en la reserva de fauna silvestre de Pass-a-Loutre, que se interna en el golfo. Los pantanos costeros hierven de vida: alimentados por los ricos sedimentos del Mi-ssissippi, rebosan de peces y crustáceos y abundan las ostras. Constituyen además una importante etapa para las aves migratorias.

Llegar hasta las zonas afectadas puede llevar horas y, una vez en el lugar, no hay tierra firme para pisar, sin hablar de establecer un cuartel general de emergencia. “La experiencia muestra que los incendios controlados del crudo en el mar podrían ser la mejor solución, dada la dificultad de limpiar los pantanos”, estimó White.

“Uno de los aspectos más peligrosos de todo esto es que el petróleo podría depositarse en algunos hábitat costeros, lo que tendrá efectos a largo plazo sobre los recursos de nuestra pesca”, explicó el especialista en medioambiente de la agencia federal oceánica y atmosférica (NOAA), Tom Minello. Por eso, aunque la marea negra aún no se asentó sobre la costa, criadores de camarones de Luisiana ya presentaron una demanda contra la petrolera BP, a cargo de la explotación de la plataforma accidentada, para obtener un resarcimiento de cinco millones de dólares.

El gobierno norteamericano analizaba una medida similar para pasar la factura de los gastos de control del desastre a la empresa británica, que acaba de anunciar en Londres un aumento de más del doble de sus ganancias en el primer trimestre de este año. Antes de pasar los gastos, el presidente Obama ordenó el uso de “todos los recursos disponibles”, incluidos militares, para tratar el derrame de petróleo en el Golfo de México y el desastre fue declarado de “importancia nacional”, según anunció la secretaria de Seguridad Interior de Estados Unidos, Janet Napolitano, lo que permitirá utilizar equipamientos y recursos de todo el país para combatirlo.

Con 800 mil litros de crudo derramándose sobre el mar –equivalente a cinco mil barriles– y las estimaciones de especialistas que calculan que la fuga continuará, la alerta es justificada. Autoridades de la Guardia Costera norteamericana aseguraron que el derrame podría superar al del buque “Exxon Valdez” sobre el mar de Alaska, que descargó 41 millones de litros de crudo en 1989.

Compartir: 

Twitter
 

Las autoridades hacen esfuerzos para evitar que la mancha negra llegue a la costa.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.