SOCIEDAD › EN ITALIA, CIEN SACERDOTES INVESTIGADOS POR PEDOFILIA EN DIEZ AñOS

Un cura detenido por abuso sexual

Un sacerdote de 73 años fue detenido en Milán, acusado de haber mantenido relaciones sexuales con un chico de 13 años en 2007, informaron ayer medios italianos. En forma coincidente, el secretario general de la Conferencia Episcopal Italiana (CEI), Mariano Crociata, aseguró que en los últimos diez años los casos de abusos sexuales a menores cometidos por sacerdotes italianos se elevan a “un centenar”.

Se trata de Doménico Pezzini, un sacerdote de la diócesis de Lodi (Lombardía), quien fue acusado de abusar de un niño en forma reiterada, desde que tenía 13 años hasta los 16. El cura habría ayudado al chico en sus estudios y financieramente, hasta que éste –quien ahora es mayor de edad– hizo la denuncia. Pezzini es un sacerdote muy conocido en la comunidad homosexual porque dirigió unos seminarios en los años ’80 sobre los gays creyentes y su relación con el cristianismo. También fue profesor de inglés en la Universidad de Verona.

Crociata dijo en rueda de prensa que “un solo caso siempre es demasiado” y que este dato relacionado con las investigaciones abiertas en los últimos diez años indica “la complejidad de la situación”.

El secretario general de la CEI recordó que en la legislación penal italiana no hay “una obligación explícita de denuncia por parte de los obispos”, aunque “pueden testimoniar en un proceso si ayudan a esclarecer mejor los hechos”.

“Evidentemente –añadió– esto no excluye la cooperación y colaboración (de los obispos) con las autoridades civiles para esclarecer los hechos ni el hecho de apoyar a las víctimas para que denuncien lo sucedido”. Según Crociata, no es necesario conformar “una comisión especial” sobre los casos de pederastia en el clero.

El número dos de la CEI consideró que las “indicaciones” del Papa a los católicos irlandeses, en una carta que se hizo pública el 20 de mayo, y las líneas de actuación de la Congregación para la Doctrina de la Fe “contienen todos los elementos necesarios para afrontar los casos que se presenten”.

“La Iglesia está herida después de las víctimas y con las víctimas, porque estas excepciones gravísimas distorsionan el desarrollo constructivo de la totalidad de los fieles y sacerdotes, ejemplar si no heroico”, concluyó Crociata.

Compartir: 

Twitter

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.