SOCIEDAD

Sangre en un repuesto ilegal

Tras nueve allanamientos a desarmaderos realizados en los partidos bonaerenses de Avellaneda y Lanús, la Policía Federal secuestró veinte autos que habían sido robados, uno de ellos manchado con sangre, y 15 mil autopartes ilegales. Dos personas fueron detenidas y se encuentran a disposición del juez federal de Quilmes, Luis Armella, quien libró las órdenes para allanar. Los procedimientos fueron supervisados por personal de la Dirección de Fiscalización de Desarmaderos del Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos de la Nación. “Lo de la sangre es el ejemplo más dramático de lo que habitualmente utilizamos como una metáfora: que los repuestos ilegales pueden estar manchados con sangre porque pueden ser el resultado de un delito violento con heridos o, incluso, con personas que perdieron la vida en ese episodio”, dijo ayer Julio Alak, el ministro de Justicia nacional. Por otra parte, Alak aseguró que disminuyó casi un 20 por ciento el robo de autos en la Capital Federal en el primer trimestre de 2010, respecto al del año pasado.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.