SOCIEDAD › EL CIERRE DEL ENCUENTRO NACIONAL DE MUJERES EN LA CIUDAD DE PARANá

Debate que suma críticas a la Iglesia

Las miles de mujeres que participaron del Encuentro se pronunciaron por la despenalización del aborto y contra la trata de personas y la discriminación. Hubo abucheos y reclamos contra la Iglesia. La próxima reunión será en Bariloche.

 Por Sonia Tessa

Desde Paraná

Bariloche fue elegida como sede para el próximo Encuentro Nacional de Mujeres por aclamación, con la misma metodología que se usa desde hace 25 años. “Porque la ciudad es mucho más que el turismo, su cara más conocida”, agradeció en el escenario Claudia Quiroga, integrante de la Comisión Pro Encuentro de la ciudad rionegrina, y una de las dos encargadas de argumentar la propuesta frente a las miles de mujeres que desafiaban el sol de las 11 de la mañana en el Parque Berduc de Paraná. Antes de bajar, recordaron a Nicolás Carrasco, Diego Bonefoi y Sergio Cárdenas, los tres jóvenes asesinados por la represión policial, en junio pasado. Después comenzó la lectura de las conclusiones y la retirada por oleadas de las distintas delegaciones, que apuraban su regreso. Lo más conflictivo fue la lectura del documento final de un taller de anticoncepción y aborto donde salieron dos posturas diferentes. Mientras la representante de la posición orgánica de la Iglesia Católica hablaba de la anticoncepción como “una cuestión privada”, buena parte del público abucheaba al grito de “Iglesia, basura, vos sos la dictadura”. Con un pañuelo verde al cuello –de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto–, la vocera de la posición mayoritaria en el Encuentro recordaba la necesidad de políticas públicas y el derecho a decidir sobre el propio cuerpo. “Hay vida desde la concepción”, replicaba la autora de las otras conclusiones. Y volvían los abucheos.

Cuando la militante orgánica católica se bajó del escenario, una periodista de Telediario, de Paraná, se acercó a hacerle un reportaje. Pero hacia allí se acercó una decena de participantes del Encuentro, que le gritó: “Fuera, Iglesia, fuera”. Y se fue, denunciando golpes y agresiones.

El otro incidente se produjo durante la lectura de las conclusiones del taller de Mujeres, Política y Poder. Una delegación de Quilmes comenzó a quejarse porque la vocera no era la elegida en el marco del taller, donde no sólo se elaboran las conclusiones de lo discutido durante dos días sino que se decide quién leerá en el escenario. Elsa Miranda, de Mujeres Autoconvocadas Peronistas de Quilmes, afirmó que “no se respetaron las conclusiones. Fueron manijeadas por partidos de izquierda, que querían que salieran en contra de Cristina, pero la mayoría de las 50 asistentes al taller estábamos a favor del gobierno nacional”. A los pocos minutos, una de las integrantes de esa agrupación subió a decir su verdad en el escenario, y fue aplaudida por sus compañeras. “Ahora nos podemos ir”, dijo una de ellas.

Las que se fueron rápido, apenas salió elegida la nueva sede, fueron las representantes de Bariloche. La comisión Pro Encuentro llegó con 90 mujeres, y todas festejaron sobre el escenario. Pero restaban 28 horas de viaje para volver a su ciudad. “Para muchos Encuentros hemos dormido dos noches en los micros, viajando”, contó Claudia Quiroga, apurada, a un lado del escenario. “Se conoce una sola cara de Bariloche, y en realidad hay otras. La explotación, el hambre, la violencia en todas sus formas, la corrupción del gobierno provincial, el problema de la trata”, enumeró sobre las razones para hacer el Encuentro en la ciudad rionegrina. Por su parte, Nery Cárcamo apuntó que el Encuentro Nacional de Mujeres permitirá hacer visible la historia de su ciudad. “Desde la conquista del desierto, el genocidio del pueblo mapuche, el turismo y el dinero que siempre se llevan unos pocos, mientras el sufrimiento y el hambre son de la mayoría de la población”, apuntó.

La otra propuesta de sede para 2011 había sido la Capital Federal, impulsada por los partidos de izquierda. “A título personal, pero también conversado con otras integrantes de la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, creíamos que no era oportuno hacer allí el Encuentro, en una coyuntura electoral. Porque además no tenemos resueltas algunas cuestiones con partidos patriarcales y autoritarios que podrían afectar el desarrollo”, apuntó la histórica militante feminista Nina Brugo, quien leyó las conclusiones del taller dedicado a analizar, justamente, los 25 años del Encuentro Nacional de Mujeres.

En la ciudad, los ánimos eran contradictorios. Los taxistas pedían “un Encuentro como éste por mes”, ya que la recaudación del fin de semana fue inédita. Pero también fruncían el ceño por las paredes pintadas con aerosol. “Big Macho mata”, decía en el frente de la famosa cadena de hamburguesas. “Mire lo que hicieron”, se quejaba. “Frotá tu clítoris”, era una de las tantas pintadas en un edificio frente a la plaza 1º de Mayo, la de la Catedral. Esa le gustó aún menos al taxista, que movía la cabeza reprobándola.

Cada vez había menos mujeres en la calle. La ciudad retomaba su ritmo. En el Parque Berduc, donde se realizaba el acto del cierre, al mediodía, quedaban unas cientos de mujeres en el enorme predio. Como toda la lógica del Encuentro, acá también se trata de leer una a una las conclusiones de todas las comisiones de cada uno de los 55 talleres (algunos se desdoblaron hasta en 30 grupos), de modo que la lectura dura horas. Las pocas mujeres que quedaban se aliviaban del calor a la sombra de los pocos eucaliptos ubicados en un extremo del terreno. Un nuevo Encuentro había terminado.

Compartir: 

Twitter
 

Las mujeres desafiaron ayer el sol de las 11 de la mañana en el Parque Berduc de Paraná.
Imagen: Sebastián Granata
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.