UNIVERSIDAD › PROGRAMA DE APOYO A LOS INGRESANTES EN CIENCIAS EXACTAS (UBA)

Un refuerzo para la retención

Sólo el 20 por ciento de los alumnos inscriptos logró superar el año pasado el CBC para estudiar en Exactas. La facultad creó un programa de apoyo a los ingresantes, con tutores y charlas orientadoras. Hallaron problemas socioeconómicos y dificultades con matemáticas.

 Por Adrián Pérez

De los 1692 alumnos que ingresaron al Ciclo Básico Común para cursar carreras de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales (UBA), sólo un 20 por ciento logró sortear esa instancia el año pasado. Mientras el 47 por ciento seguía cursando materias del CBC durante el actual ciclo lectivo, el 33 por ciento quedó en el camino, y, por distintas razones, no continuó sus estudios. La estadística, un tanto desalentadora, fue elaborada por la misma facultad. Y el déficit llevó a que las autoridades de la casa pusieran en marcha el Programa de Ingresantes CBC-Exactas para enfrentar la pérdida de alumnos inscriptos. Apoyada por el Ministerio de Educación y coordinada por la Dirección de Orientación Vocacional de la facultad, la iniciativa pretende favorecer la retención de alumnos y generar un fuerte vínculo entre el ciclo básico y Exactas, con el propósito final de fortalecer las carreras de grado científicas y tecnológicas.

El secretario adjunto de Extensión Universitaria y Bienestar de la facultad, Leonardo Zayat, revela que el Programa de Ingresantes fue creado por un diagnóstico que “elaboramos a lo largo del tiempo”, que indica “la pérdida de una importante cantidad de alumnos desde que se inscriben en el CBC hasta que ingresan a la facultad”. El objetivo es “revertir ese grado de deserción, que trepa al 50 por ciento, aproximadamente”, como promedio de todas las carreras de la facultad. Según datos aportados por Exactas y tomados por un período de tres años, un 46 por ciento de los estudiantes inscriptos entre 2006 y 2008 entró a esa facultad entre 2007 y 2009.

Si bien existe una multiplicidad de factores que produce el abandono en el CBC –o que su cursada se prolongue más allá del año previsto–, Zayat admite que hasta el año pasado no los conocían. Por eso pone el foco en el programa de ingresantes para que aporte información y contribuya a la comprensión de las motivaciones que pesan entre los estudiantes. Según el secretario de Extensión, el alejamiento responde, además, a causas socioeconómicas, tal como ocurre hace tiempo en otras facultades y universidades. “Sabemos que hay chicos que abandonan la facultad porque no logran congeniar el trabajo con los estudios”, reconoce.

Para mejorar los índices de permanencia de los alumnos, la estructura del programa implementado por Exactas fue diseñada en tres instancias. La primera etapa incluye una charla de bienvenida, durante el mes de diciembre, para que los ingresantes accedan a información sobre la modalidad de gobierno en la UBA y Exactas, las características de las cursadas en una facultad abocada a la ciencia, instancias de participación estudiantil y el acceso a becas. Las características de cada carrera, sus orientaciones, el campo de aplicación y la salida laboral son otros de los ejes de ese encuentro. Sobre un total de 2029 aspirantes al CBC el año pasado, participaron 550 estudiantes. La iniciativa se apoya, además, en un curso previo y optativo de matemática –donde se introduce a los ingresantes en contenidos relacionados con álgebra, análisis matemático y física–, con una duración de un mes y una frecuencia de tres encuentros semanales, que se ofrece en febrero, antes de que comiencen las clases del Ciclo Básico Común. Zayat observa, justamente, que es en esas materias donde encontraron más dificultades entre los alumnos. Por último, en la tercera etapa, a los estudiantes se les asignan tutores que son seleccionados tomando en cuenta la carrera que seguirá cada estudiante, y cuyo objetivo será personalizar el vínculo entre los ingresantes al CBC y la facultad, de modo tal de mejorar su adaptación. Los tutores se designan cada cuarenta estudiantes y por esa tarea reciben 300 pesos por mes, durante diez meses al año.

“¿Cuáles fueron los principales problemas que encontraron en los inscriptos al CBC?”, preguntó Página/12. “Partimos del supuesto de que los chicos que salen de la escuela secundaria” y van a ingresar a la UBA, y en particular a Exactas, “llegan con dificultades tanto académicas como de cultura universitaria”, sostuvo Zayat. “Desde la facultad brindamos herramientas para sortear ambas dificultades”, agregó. Para eso hacemos hincapié en “un acompañamiento a lo largo de todo el año por parte de tutores, que son docentes de la facultad, están en contacto permanente con los chicos y los motivan a que no se den por vencidos.”

La proporción de alumnos que aprueban el CBC en un año es del 20 por ciento, pondera el secretario adjunto. Sobre la implementación del programa y su alcance, considera que “sería prudente esperar al menos tres años para arribar a conclusiones importantes” y “evaluar los primeros resultados en términos de retención de matrícula”. Entre algunos objetivos alcanzados durante el primer año de instrumentación del programa, un informe elaborado por la facultad destaca el “importante salto pedagógico entre la escuela media y la universidad”, sumado a “la dificultad que presenta la cursada de las primeras materias (en la mayoría de los casos) de matemáticas”, generando en el alumnado “una situación inicial de gran vulnerabilidad, proclive al desánimo, a la frustración y con altos riesgos de abandono”.

Exactas implementó una serie de encuestas para evaluar la participación de los jóvenes en el programa. En un universo de 1692 alumnos, 784 ingresantes al CBC de 2009 completaron esas encuestas y respondieron las preguntas que les hicieron en la facultad. Para el CBC 2010, 649 estudiantes hicieron lo propio, pero, esta vez, el universo fue de 1845 jóvenes. “Por las encuestas que hicimos tanto a tutores como a ingresantes, sabemos que la experiencia resultó satisfactoria para ambos”, remarca Zayat.

Dentro de las dificultades y limitaciones, el informe difundido por la Facultad de Ciencias Exactas señala que, durante las tutorías, los estudiantes manifestaron la necesidad de “mejorar o implementar un sistema organizado de clases de apoyo o de consulta previas a los exámenes para las materias de matemática”. Entre las fortalezas, el documento señala la apertura de un “importante canal de comunicación” y la “vinculación de los ingresantes con el ámbito universitario”. Hubo encuentros entre autoridades del programa y autoridades del CBC para tratar esas inquietudes, aunque hasta el momento “no se lograron avances” en ese sentido.

Compartir: 

Twitter
 

 
UNIVERSIDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.