SOCIEDAD › REUNION DE AFRODESCENDIENTES QUE TRABAJARAN EN EL CENSO

Censistas en busca de una reparación histórica

 Por Emilio Ruchansky

La idea de una “reparación histórica” surgió varias veces ayer durante una reunión entre autoridades del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) y una delegación de afrodescendientes que mañana trabajarán como censistas. La inclusión de una pregunta sobre las raíces africanas en los cuestionarios ampliados, según Carlos Alvarez, de la Asociación Civil Africa y su Diáspora, “servirá para fomentar la institucionalidad del tema y sumar a la Argentina a las políticas de reparación que se dan en el continente”. Ana María Edwin, titular del Indec, coincidió en el diagnóstico: “Esto es una herramienta para ustedes”. Habrá más de 100 censistas afrodescendientes a lo largo del país y varios jefes de radio en Santiago del Estero, Córdoba, Buenos Aires y Capital Federal.

Hasta el momento la comunidad afro local “no existe, sólo está”, comentó Federico Pita, de la Diáspora Africana de la Argentina, cansado de que en la calle le pregunten de dónde viene: “Les digo que soy de acá y me ponen cara rara. Siempre somos extranjeros”. Muchas veces, agregó, en los artículos periodísticos le cambian la preposición “de” por “en” en el nombre de la asociación. “Es un detalle, yo diría algo inconsciente. Ponen ‘en la Argentina’, que significa estamos en el país, en vez de poner ‘de’, que indica que somos ‘de Argentina’”, explicó.

Esta negación empezará a revertirse cuando el censo arroje los primeros resultados y se confirme una broma que Pita hizo ayer: “Todos tenemos una negra en el placard”. Según él, fue crucial para la lucha contra el racismo la declaración de la Unión Africana que considera como “sexta región” de ese continente a la diáspora, a los descendientes africanos repartidos por el mundo, especialmente por América. “Fue un quiebre de paradigma. Africa fue saqueada por siglos, se llevaron a la gente y también los recursos naturales. Ahora es tiempo de una contrapartida, de una reparación para todos y para los descendientes también”, dijo Pita.

Marcelino Santos, titular de Amigos de la Isla de Cabo Verde, contó que sus ancestros fueron fundadores de Dock Sud y que a principios del 1900 existió “el racismo cero”. “Convivíamos con los polacos, los italianos, los españoles y había un espíritu de enorme solidaridad ante la pobreza”, dijo el hombre, quien aseguró que en el barrio están “orgullosos y esperanzados” con el censo. “Después de 500 años de propaganda negativa hacia la gente afro, creo que esto comienza a revertirse”, agregó Santos, quien censará a sus vecinos junto a otros nueve afrodescendientes.

Alvarez, Pita y Santos insistieron ayer en la necesidad de políticas reparadoras de parte del Estado argentino para equiparar a la comunidad afro que, en general, está sumida en la pobreza. “Se le pidió perdón a los pueblos indígenas y también a Paraguay por la guerra de la Triple Alianza. Nadie habló todavía de la cantidad de sangre afro derramada en esos combates”, comentó Santos. La invisibilización posterior, agregó Pita, es lo que se puede y debe revertir con el censo. “No tenía que haber negros. Eso pensaban muchos próceres argentinos, que querían que Argentina fuera una extensión de Europa”, señaló otro dirigente afro, Celestín Sukama.

La llegada de Sol Padín, subcoordinadora de Capacitación, encaminó la charla hacia las dudas de los y las censistas reunidos. “¿Qué hacemos si nos rechazan cuando vamos a censar? Yo tengo una vecina a la que no le gustan los negros y un día vio a un familiar mío reparando algo en mi casa y llamó a la policía para ver si lo podían arrestar porque tal vez era un inmigrante ilegal”, le dijo Sergina Boa Morte. Carlos Alvarez se adelantó a Padín: “Llamás al jefe de radio y le informás la situación, y en todo caso se hace una denuncia por discriminación”.

“¿Y qué pasa si censo a alguien que es afrodescendiente pero tengo el cuestionario básico y no el ampliado?”, preguntó Dora Mina, luego de quejarse de que el tema afro sólo apareciera en el ampliado, que será utilizado en las localidades con menos de 50 mil habitantes, villas, countries y en el 10 por ciento de las ciudades medianas y grandes. Guillermo Krieger, del Indec, le mostró un espacio de “observaciones”, donde pueden anotarse este tipo de datos.

Edwin pasó al final de la charla para explicar que el censo servirá para detectar nuevas comunidades afro en Argentina. Luego los despidió, dejando abierta la posibilidad de “seguir trabajando porque hay mucho que averiguar”.

Compartir: 

Twitter
 

Habrá más de cien censistas afrodescendientes en todo el país.
Imagen: Daniel Dabove
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.