SOCIEDAD › UN CHICO DE 13 AñOS, EN VIAJE DE EGRESADOS, MURIó EN UNA CAMINATA

Muerte súbita en Bariloche

Martín Gruning, de 13 años y alumno de séptimo grado del Colegio Manuel Belgrano, murió durante una caminata en el cerro Catedral, al llegar al refugio Frey. Según los testigos, no se trató de un accidente. Los médicos diagnosticaron muerte súbita.

Un adolescente de 13 años que participaba de una caminata en el Cerro Catedral, como parte de su viaje de egresados a Bariloche, falleció ayer de muerte súbita al llegar al refugio Frey. La noticia causó conmoción en la comunidad educativa del Colegio Manuel Belgrano, del barrio porteño de Belgrano, que suspendió las clases ayer y hoy por duelo. Los padres y docentes hicieron una misa en memoria del chico.

El estudiante de séptimo grado del Belgrano Martín Gruning formaba parte del contingente que ascendía al refugio Emilio Frey, por el camino conocido como Piedritas, que es “la senda clásica, de dificultad baja y suele ser frecuentado por las familias”, informaron a Página/12 desde el Club Andino Bariloche. Alrededor de las 14, después de un ascenso de varias horas, el adolescente murió de forma súbita cuando llegaba desde el campamento del lago Moreno. A pesar de recibir la asistencia de emergencia, no pudieron reanimarlo. El chico fue trasladado al sanatorio San Carlos en un helicóptero privado de Lago Escondido. Una hora y media después del incidente, los médicos constataron el fallecimiento del joven.

La actividad era “una caminata segura; el chico se desplomó espontáneamente, no medió ningún trauma, absolutamente nada”, explicó Ramón Chicconi, médico y andinista, que asistió al chico. Según contó, “uno de los profesores comenzó con las maniobras de reanimación” no bien se desvaneció en el cerro, a unos 1700 metros de altura. Sin embargo, “nunca hubo respuesta por parte del chico, nunca recuperó la respiración, se hizo todo lo posible”, dijo Chicconi, presidente del Club Andino Bariloche. El médico aclaró que “le pudo haber pasado en una cancha de fútbol o jugando en su casa, fue una muerte súbita”. Chicconi señaló que “no tenía antecedentes, no tomaba medicamentos y tenía buena salud”. “Probablemente tenía alguna patología que no había sido detectada”, opinó. Las tareas de reanimación “continuaron hasta el traslado del niño al puerto San Carlos y, de allí, al sanatorio San Carlos”, sin éxito, se informó. “Pasó algo más de una hora desde el momento en que se desmayó hasta que llegó al sanatorio y se hizo una evaluación”, dijo Chicconi. “El factor tiempo jugó en contra”, contó el médico, quien estimó que “si el aparato desfibrilador hubiera llegado más temprano, lo podríamos haber sacado”. En ese sentido, explicó que “si la muerte súbita tuvo que ver con una causa cardíaca, con el desfibrilador hubiéramos tenido más posibilidades de sacarlo del paro”, pero “lamentablemente el hecho ocurrió a 1700 metros de altura y el aparato llegó una hora después”.

En el sitio, hay escaladores con capacitación para realizar reanimación cardíaca y pulmonar, quienes aplicaron sus métodos sin tener éxito. “Se hizo todo lo necesario, pero no hubo forma de reanimarlo”, señalaron los andinistas. En ese sentido, Chiconni manifestó: “Quizá como consuelo, si lo hay para la familia, es que se hizo todo lo posible” para salvar al adolescente.

En tanto, el director del Centro de Vida de la Fundación Favaloro, Carlos Rodríguez Correa, señaló que la muerte súbita “sucede en forma rápida, inesperada y por causas naturales, con una incidencia mayor en los adultos que la pueden padecer por arterioesclerosis”. El médico forense determinó que el fallecimiento se produjo por muerte súbita, por lo que se descartó practicarle una autopsia, se informó.

La noticia causó dolor en el Colegio Manuel Belgrano, que ayer cerró sus puertas por duelo. “Este es un viaje que hacemos desde hace décadas. Es un clásico del colegio”, contó un padre. La excursión es “habitual que sea programada en los viajes de egresados e inclusive la realizan personas mayores, jubiladas, a un ritmo menor de la que pueden hacerlo los estudiantes”, afirmaron desde el Parque Nacional Nahuel Huapi. Un vocero del club andino precisó a este diario que el recorrido “de ocho kilómetros, no presenta dificultades”. El circuito es el “más fácil”. El camino “sube muy suave constante y tiene un desnivel de 700 metros desde la base del cerro hasta el refugio”.

Informe: Soledad Arréguez Manozzo.

Compartir: 

Twitter
 

El Colegio Manuel Belgrano suspendió las clases ayer y hoy en señal de duelo.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.