SOCIEDAD › DOS DE LOS DETENIDOS DEL ASALTO AL BLINDADO

No tan inocentes

Dos de los tres detenidos por el ataque al blindado en la Panamericana, en el que asesinaron a dos policías, se declararon inocentes. Dijeron ante la Justicia que fueron víctimas de la banda: que manejaban un automóvil y fueron abordados por los asaltantes en el momento del escape. Por otra parte, el ex policía Federico Esteban Jerez, investigado en esta causa y detenido como líder de una banda de piratas del asfalto de la zona sur del conurbano, fue reconocido como uno de los ladrones que asaltó el country de Tigre, donde vive el intendente local, Sergio Massa. Ayer, la policía continuaba con la búsqueda de los cinco prófugos que aún tiene el caso.

El detenido Manuel Carrizo dijo, en la indagatoria del martes pasado, que los delincuentes huyeron en su auto Volkswagen Golf con él, privado de su libertad. Raúl Díaz aseguró que fue bajado del vehículo, quedó varado y después la policía lo seleccionó como testigo del procedimiento. Ambos coincidieron en que el 23 de noviembre pasado iban por la colectora Ramal Escobar de la Panamericana para “ver terrenos”, según informaron los voceros. En tanto, el tercer detenido, Manuel Gómez, también se manifestó inocente y se desvinculó de los hechos.

Sin embargo, fuentes judiciales indicaron que los fiscales de Escobar Christian Fabio y Facundo Flores no creyeron la coartada de Carrizo y Díaz, y que hubo “muchas contra-dicciones”. Para los fiscales, participaron activamente del golpe y tuvieron que admitir su presencia en el lugar, porque los registros de sus celulares en el VAICTelemétrico, el sistema de entrecruzamiento de llamados de la Policía Bonaerense, los posicionó ahí. Además, hay al menos un testigo de identidad reservada que aportó la patente del auto de Carrizo, ya que lo había visto merodear de manera sospechosa por el lugar del ataque, se informó.

Los investigadores creen que el Volkswagen Gol Trend negro robado en Pilar sufrió un desperfecto, por lo que la banda debió abandonarlo en la colectora. Tal como quedó registrado por las cámaras del municipio de Tigre, los asaltantes que iban en ese auto fueron a otros, entre ellos el Golf de Carrizo, de apoyo en el lugar. “No alcanzaron los lugares y Díaz quedó a pie, abandonado. Por eso es que no bien llega la policía, lo identifican y lo toman como uno de los testigos del acta de procedimiento”, dijo un investigador.

En todo caso, si fueron víctimas los investigadores no entienden por qué Díaz no fue a la policía a reportar lo sucedido y no informó que había sido abordado por los asaltantes y que se habían llevado de rehén a Carrizo, su amigo. Los tres quedaron presos e imputados de doble homicidio doblemente calificado criminis causa y por tratarse de funcionarios policiales, tentativa de robo calificado y abuso de armas, delitos que prevén una pena de prisión perpetua.

Por otra parte, cuatro testigos reconocieron al ex policía Federico Esteban Jerez como uno de los delincuentes que el 10 de marzo pasado copó el country Isla del Sol de Tigre. Los investigadores creen que el grupo de Jerez es el que asaltó la concesionaria Organización Sur de Lanús, de donde se llevaron dos automóviles Ford Focus, empleados en el golpe al blindado. Ambos aparecieron incendiados y abandonados a 24 horas del hecho en el sur del conurbano. Ahora los fiscales Fabio y Flores analizan imputarlo por el asalto y el crimen de los policías del pasado 23 de noviembre. Los investigadores además están convencidos de que los delincuentes que participaron del asalto al blindado son células de distintas bandas que se juntaron sólo para este hecho. Según la policía, por un lado, hay un grupo al que llaman de “Zona Norte” y otro de “Zona Sur”, liderado por Jerez.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.