SOCIEDAD

Lluvia para apagar tanto fuego

Unas 13 viviendas resultaron destruidas en Lago Puelo y El Hoyo, en Chubut, por el incendio que había comenzado el lunes pasado y terminó siendo apagado por las lluvias de ayer, aunque se mantenía una “guardia de cenizas” para controlar pequeños focos. Anoche, más de 120 evacuados regresaban a sus hogares u hospedajes provisorios. La guardia de cenizas y las tareas de remoción y extinción del “fuego rastrero” que persistía estaba en manos de unos 300 brigadistas y 66 bomberos de los pueblos afectados, pero también de El Bolsón y San Carlos de Bariloche, en Río Negro. Un grupo de niños de entre 8 y 12 años habría iniciado el fuego.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.