SOCIEDAD › TERMINO SU MISION DESPUES DE TREINTA Y SEIS AÑOS Y SERA DESTINADO A UN MUSEO

El Discovery regresó de su último viaje

Se trata del más antiguo de los tres transbordadores espaciales norteamericanos. También el más famoso, porque fue el único en visitar dos estaciones espaciales, el que tiene más días de vuelo y el primero en llevar a un astronauta ruso.

El Discovery, el más famoso y antiguo de los transbordadores espaciales norteamericanos, finalizó su último vuelo ayer, tras aterrizar en el Centro Espacial Kennedy, cerca de Cabo Cañaveral, poco antes del mediodía (hora local), bajo un cielo azul y con sus seis astronautas en perfecto estado. El descenso, de 65 minutos de duración, culminó con lo que un controlador del Centro de la NASA en Houston definió como “un aterrizaje perfecto”. La hazaña cerró una etapa en la historia de la navegación espacial de Estados Unidos. Por ello, en adelante, el Discovery se convertirá en pieza de museo. Un año completo duró su última misión en el espacio, que se sumó a otras 38 previas, lo que suma un total recorrido de 239 millones de kilómetros. Con su último aterrizaje, comienza el fin de 30 años del programa espacial de vuelos tripulados norteamericanos, que culminarán a mediados de año, cuando la NASA envíe al espacio a la nave Endeavour, el 19 de abril, y la Atlantis, el 28 de junio.

El regreso histórico de la nave fue televisado en directo por la propia NASA. Para el acercamiento final, la agencia espacial retransmitió la señal generada por una cámara ubicada en la cabina del transbordador. Unos segundos antes de que el Discovery tocara tierra, de la parte trasera del transbordador se desplegó un paracaídas rojo y blanco, para frenar su carrera. La nave se había desacoplado de la Estación Espacial Internacional (ISS) el lunes, tras terminar una misión exitosa de 13 días durante la cual se instaló un nuevo módulo de almacenamiento y un robot humanoide.

La transmisión reprodujo la valoración que un controlador del Centro de la NASA, en Houston, hizo en diálogo con el comandante a bordo del Discovery, Steve Lindsey: “Hicieron un muy buen trabajo y un aterrizaje perfecto”. “Esta leyenda –agregó, en referencia al transbordador– estuvo 365 días en el espacio.”

“El Discovery es una nave espacial asombrosa que ha servido muy bien al país”, declaró en un comunicado el jefe de la NASA, Charles Bolden, un ex astronauta que fue comandante a bordo del Discovery. Durante una conferencia de prensa posterior, LeRoy Cain, uno de los responsables del programa, aseguró que “ésta fue una de las mejores misiones del Discovery y también una de las de menor dificultad”.

En su último día en el espacio, la tripulación fue despertada con la presentación en vivo del cantante y guitarrista Todd Park Mohr, quien, junto a tres miembros de la banda de rock Big Head Todd and the Monsters, interpretó “Blue Sky”. Era la primera vez que un equipo de astronautas era despertado con música en vivo especialmente interpretada para ellos en ese momento. Además, la canción había sido escrita por la banda después del accidente del Columbia, el 1º de febrero de 2003, cuando murieron siete astronautas. El Discovery había sido el primer transbordador en volar después del desastre.

La canción no fue la única sorpresa. Durante el último año, en plena misión, el presidente Barack Obama llamó a los seis astronautas y a sus seis compañeros de tripulación que ya estaban a bordo de la ISS para decirles que se sentía orgulloso de su cooperación en el espacio. El lunes pasado, la tripulación fue sorprendida cuando recibió el saludo de William Shatner, el actor que encarnó al capitán James Kirk en la serie de televisión Viaje a las estrellas.

En su última jornada en órbita, los astronautas activaron una de las tres unidades auxiliares de energía que permite alimentar los diferentes sistemas a bordo. Posteriormente verificaron los controles de vuelo para regresar a la Tierra. También probaron los motores pequeños orbitales que permiten frenar la nave cuando se retira de la órbita terrestre y empieza su retorno.

El Discovery es el más antiguo de los tres transbordadores de la flota, y también el que ostenta hitos más prestigiosos. Despegó por primera vez el 30 de agosto de 1984. Entre los astronautas que ha transportado figuran la primera mujer que piloteó un transbordador, Eileen Collins, y la persona más anciana en ir al espacio: el ex senador John Glenn, quien contaba 77 años al estar a bordo. Fue el primer civil estadounidense que viajó a la órbita terrestre, en 1962. El Discovery también fue la primera nave espacial estadounidense que transportó a un ruso, Serguei Krikalev, en febrero de 1994. Y también fue la primera que llevó –en 1985– a un legislador estadounidense al espacio exterior, el senador de Utah Jake Garn. En 1990 puso en órbita al Hubble, el primer telescopio espacial. También fue el primer transbordador espacial que capturó un satélite para conducirlo de regreso a la Tierra. Además, es el único transbordador que visitó dos estaciones espaciales. Primero viajó a la estación MIR, que había sido puesta en órbita por la Unión Soviética en 1986 y resultó desmantelada y precipitada al océano en 2001; luego llegó hasta la ISS, en cuya construcción también colaboró. Antes de fin de año será enviado a un museo, probablemente al del Aire y del Espacio del Instituto Smithsonian de Washington.

Compartir: 

Twitter
 

En el descenso, que duró 65 minutos, la máquina alcanzó una velocidad de 360 kilómetros por hora.
Imagen: EFE
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.