SOCIEDAD › APARECIO LA CHICA ARGENTINA PRESUNTAMENTE SECUESTRADA EN MEXICO

“Tenemos que irnos ya mismo”

La adolescente de 16 años apareció en su casa, en estado de shock, y le transmitió a su madre el mensaje que le habían dado sus captores: debían irse del país. Habría caído en una red de trata. Ambas están tramitando su repatriación a Argentina.

 Por Emilio Ruchansky

María Luz Foguet Passer, de 16 años, apareció el martes pasado en la puerta de su casa en Veracruz, México, tras haber desaparecido durante casi dos semanas. La joven argentina tocó el timbre y, pese a su estado de shock, supo trasmitirle a la madre el mensaje escalofriante que le dejaron los captores: “¡Tenemos que irnos de acá! ¡Ya mismo!”. Ayer ambas declararon en una fiscalía especializada en víctimas de la trata y de la violencia contra la mujer. Después fueron derivadas a un refugio. “Ya pidieron ser repatriadas y vamos a hacerlo en los próximos días, cuando consigamos la autorización de la Cancillería argentina”, aseguró a este diario Pablo Virasoro, cónsul adjunto en México.

El regreso a su casa de la joven fue objeto, distintas conjeturas en México, donde algunos medios de Veracruz insistían en que María Luz se había fugado para irse con un promotor musical, quien prometía lanzarla en una carrera como cantante, comenzando por grabar tonos y timbres de celular. Incluso se deslizó la posibilidad de que estuvieran de novios. El promotor en cuestión, según fuentes judiciales, se llama Manuel Durán, y es dueño de una discoteca en el puerto de Veracruz. Los investigadores sospechan que sería el “enganchador” de la joven con las redes de trata de personas. “Desmentimos enérgicamente y con mucho dolor la información que se ha divulgado acerca de que mi hija se había fugado con un novio. Mi hija fue privada de su libertad durante 13 días, no sabemos aún quién o quiénes lo hicieron ni dónde estuvo. Estamos convencidos de que logramos recuperarla por la inmensa repercusión que este hecho tuvo y la colaboración de algunos medios comprometidos y organismos de derechos humanos, además de las autoridades argentinas y algunas autoridades mexicanas”, escribió ayer en un comunicado Mónica Foguet Passer.

Según le confirmó a este diario la madre de María Luz el lunes pasado, desde que ella comenzó a denunciar públicamente el hecho recibió varias amenazas telefónicas en su casa. La frase que le dijo su hija al volver terminó de convencerla para pedir la repatriación al consulado argentino para ella y su hija. “En verdad, va a volver el grupo familiar”, comentó el cónsul adjunto, Virasoro, en referencia a la pareja de Mónica Foguet Passer, el mexicano Maximino Juárez Zitlalpopoca. “Los tres ya están siendo custodiados y van a viajar a la Argentina con la custodia”, agregó.

María Luz, activa participante de la Iglesia Mormona, se radicó junto a su madre en México hace cinco años. Antes vivía en la ciudad cordobesa de Villa María. El 23 de febrero pasado, a las 21, al salir de la empresa Especialidades Médicas del Sureste, donde trabaja como becaria, tomó un taxi para ir a buscar a una amiga, según pudieron reconstruir sus compañeros de oficina. Mónica Foguet Passer intentó durante dos días, sin éxito, que le tomaran la denuncia en la policía local. Luego pidió que interviniera el consulado argentino y el caso llegó a la Justicia federal de México.

El Instituto Nacional de Migración tomó nota de la desaparición, al igual que los aeropuertos y las terminales de micros, donde empezó a circular la foto de la joven. Mientras tanto, en la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas, a cargo de Sara Irene Herrerías Guerra, se tomó declaración a cinco personas. Según cálculos oficiales, cerca de veinte mil personas, en su mayoría mujeres, son víctimas de las redes de trata cada año.

“Hay una gran cantidad de extranjeras entre las mujeres secuestradas. En general son centroamericanas que buscan llegar a los Estados Unidos. Al estar en una situación migratoria irregular, en México no tienen mucha forma de defenderse. Sus familiares tampoco saben dónde y a quién reclamar”, le explicó a Página/12 la cónsul general adjunta de Argentina en México, Mónica García. “Algunas suelen aparecer tiempo después en prostíbulos de otras ciudades de México o las encuentran asesinadas, si es que alguna vez las encuentran”, agregó.

De la joven argentina no se supo nada más hasta el martes pasado, cuando apareció en su casa en grave estado de shock –no quería hablar ni que la tocaran– y recibió atención psicológica allí mismo. “Ya se encuentra estable, pero por el protocolo de la investigación se harán los estudios necesarios para comprobar que la menor está en perfecto estado de salud física y psicológica”, aseguró ayer la subprocuradora en Investigación de Delitos de Violencia contra las Mujeres, Amaranta Mónica Castaneyra Toledo.

En su comunicado, la madre de María Luz recalcó su descontento con la Agencia Veracruzana de Investigación: “No han estado a la altura del problema, minimizándolo, confundiendo y entorpeciendo la investigación”. En el mismo texto agregó: “La trata de blancas, la prostitución infantil, el secuestro y desaparición de personas son crímenes que se cometen porque hay adultos que así lo posibilitan, muchos de ellos ocupando cargos públicos”.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

María Luz y su madre quieren volver a la Argentina.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.