SOCIEDAD

Tomatazo para el divorcio

Un tribunal mendocino otorgó un divorcio “por culpa exclusiva” de la esposa, tras probar que maltrataba a su marido e incluso en una oportunidad, delante de testigos y en medio de una discusión, le arrojó un tomate en el rostro. La Cámara Segunda de Apelaciones en lo Civil de Mendoza calificó la conducta de la mujer (tomatazo incluido) como “injuria grave”, declaró “disuelta la sociedad conyugal con efecto retroactivo” al 11 de octubre de 2006 –fecha en que se separó la pareja– y condenó a la mujer a pagar las costas del juicio.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.