SOCIEDAD › NUEVE POLICíAS A JUICIO ORAL ACUSADOS POR TORTURAS

Picana en la comisaría de Palermo

Los nueve policías federales de la Comisaría 23ª acusados por “apremios ilegales” y “torturas” contra tres jóvenes detenidos en la calle irán a juicio oral y público. La decisión fue del juez de instrucción Mariano Scotto, que también citó a declaración indagatoria a una médica legista y otros dos efectivos. La causa investiga el episodio ocurrido el 20 de julio de 2010, cuando los adolescentes fueron detenidos en la calle y luego llevados a la seccional de Santa Fe y Gurruchaga, en donde, de acuerdo con sus denuncias, fueron sometidos a golpes y torturas con picana eléctrica.

De los acusados, Natalia Fernanda Verón, Mariano Cerrillo y Juan Villegas serán juzgados por “tortura reiterada en tres oportunidades”. En cambio, los oficiales Ricardo Alejandro Coria, Sergio Daniel Coronel y Guillermo Ariel Villan lo serán bajo el cargo de “apremios ilegales agravados”. Por otra parte, Javier Bejarano será enjuiciado por “omisión de evitar la comisión de torturas”, y Juan Alberto Morales y Leandro Luis Galeano Bruschi por “omisión de denunciar la comisión de torturas”.

El juez Scotto, por lo demás, hizo lugar a un pedido de la fiscal Estela Andrades, y citó a indagatoria a la médica legista cuestionada por la revisión hecha a los jóvenes en el lugar poco después de los hechos, y a otros dos policías de la misma seccional. De mediar un procesamiento, los tres podrían ser enviados, también, a juicio.

La acusada Verón, actualmente detenida en la cárcel de Ezeiza, había permanecido prófuga hasta el 19 de mayo. Luego, la Cámara del Crimen rechazó el pedido de prisión domiciliaria que la policía había hecho por estar embarazada, porque los informes médicos aseveraron que se había detenido el desarrollo del feto.

En la madrugada del 20 de julio, los jóvenes –dos de 17 años y uno de 16– fueron detenidos en Guatemala y Gurruchaga como sospechosos de haber dañado un vehículo estacionado allí. Luego de que los liberaran, el padre de uno de los chicos denunció en la misma seccional que, de acuerdo con el relato de su hijo, los tres detenidos habían sido sometidos a golpes y también habían sido picaneados. La acusación de haber sufrido golpes y sesiones de picana fue sustentada, además de por las declaraciones, por la constatación del Cuerpo Médico Forense, tras revisar a los jóvenes.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.