SOCIEDAD › EL NACIONAL DE BUENOS AIRES TAMBIéN FUE TOMADO, EN SOLIDARIDAD

Diez tomas para reclamar el fin de las obras

Las ocupaciones en los secundarios porteños se mantenían ayer en diez establecimientos, en repudio al incumplimiento del plan de obras prometido el año pasado por las autoridades porteñas. Los estudiantes realizaban asambleas en otros colegios para definir si se sumaban o no a la protesta. Los secundarios María Claudia Falcone, Fernando Fader, Media 2 de Parque Avellaneda, Normal 1, 4, 6, 10, Lenguas Vivas, Juan Pedro Esnaola y el Nacional de Buenos Aires estaban ayer con tomas, según confirmaron a este diario representantes de la Coordinadora Unificada de Estudiantes Secundarios (Cues). Los estudiantes marcharán mañana, por la tarde, hasta la cartera educativa de la Ciudad, en busca de respuestas.

En el Normal 6, la toma se decidió porque el plan de obras “no se cumplió”. “Prometieron que para el 7 de noviembre del año pasado iban a arreglar las baldosas, pero no se hizo”, contó a Página/12 Timoteo, vicepresidente del Centro de Estudiantes de ese colegio, donde también tienen problemas con los techos, un caño de agua y estufas. “Las tomas fueron lo único que trajo resultados (el año pasado)”, dijo el joven. En tanto, el Colegio Nacional de Buenos Aires se sumó a la protesta en la tarde de ayer, en apoyo al reclamo de los secundarios por mejoras edilicias.

En tanto, el Normal 1, del barrio de Recoleta, se plegó ayer a la medida de fuerza para “exigir que se cumpla con los planes de obras del año pasado. Fuimos cuatro veces al ministerio para que nos atiendan y nos digan cuándo se iba a cumplir con los planes de obras, pero no nos atendieron”, explicó Lola, estudiante de ese colegio y militante de la juventud del PTS. Según precisó, en ese colegio hay problemas en las puertas y ventanas, faltan picaportes y no hay calefacción. “Nos morimos de frío”, aseguró. En diálogo con este diario, la joven explicó que la protesta se votó para reclamar soluciones por los problemas en el edificio, aunque advirtió que el Normal 1 no está en “la peor situación”. Los jóvenes también piden el aumento y la plena ejecución del presupuesto educativo, y la entrega de becas y viandas en tiempo y forma. Otra de las consignas es el apoyo a los docentes de Santa Cruz y el repudio a la represión.

El ministro de Educación porteño, Esteban Bullrich, desestimó las protestas, al considerar que “es parte de una campaña política” ante las elecciones del próximo domingo. El funcionario insistió con que el gobierno de Mauricio Macri respetó los plazos pautados en los planes de infraestructura. En cuanto a los reclamos del Normal 10, Bullrich aseguró que “ésos son arreglos menores que corresponden a la cooperadora”.

Las ocupaciones se levantarán este viernes para no interferir en el proceso electoral. Ese día además, los estudiantes realizarán desde las 14 una marcha desde Palacio Pizzurno hasta el Ministerio de Educación porteño. En ese sentido, Bullrich advirtió: “No vamos a aceptar que se venga al ministerio con baldosones a tratar de ingresar a la fuerza”. El funcionario adelantó que no recibirá a los estudiantes.

Por otra parte, padres, docentes y alumnos de la Escuela Nº 15, del Bajo Flores, realizaron ayer un abrazo simbólico a ese edificio educativo, para pedir soluciones a los problemas que tiene. Según se informó, del primer piso a planta baja se filtran aguas cloacales de los baños y “hay que evacuar las aulas por el olor nauseabundo que producen”.

Informe: Soledad Arréguez Manozzo.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.