SOCIEDAD › UNA TESTIGO DE IDENTIDAD RESERVADA PROPORCIONO LOS DATOS A LA POLICIA

Otras tres casas allanadas en busca del escondite de Candela

Todas las viviendas están cerca del lugar donde fue arrojado el cadáver. En uno de los casos, los vecinos salieron en defensa de los propietarios. El fiscal general de Morón, Nieva Woodgate, ratificó que la chica fue tratada bien durante el cautiverio.

 Por Emilio Ruchansky

A dos cuadras y media de la primera casa en la que se creyó que estuvo secuestrada Candela Rodríguez, ayer se volvió a allanar una vivienda en Villa Tesei, que no está deshabitada, en Charrúas 1081, y que podría ser el lugar del cautiverio. Allí viven un carpintero y su esposa, y el dato fue aportado por una testigo de identidad reservada, quien señaló otros dos lugares que también fueron requisados. Fue el avance más notorio del día en una investigación que se complejiza y diversifica cada vez más. Dos combis de la Policía Científica estuvieron anoche en el lugar haciendo peritajes, mientras corrían los rumores, muchos en boca de los mismos uniformados, que dieron a entender que habían encontrado allí ropa de la niña.

Más temprano, parado en la puerta de los Tribunales de Morón, el jefe de los investigadores del crimen de Candela, Federico Nieva Woodgate, dijo que “no le consta” que la joven de 11 años haya estado en la primera casa allanada, en Kiernan 992, donde se encontraron restos del mismo tipo de comida que había en el estómago de Candela. “Hasta el momento no hay ningún elemento de juicio firme que permita afirmar que estuvo en esa casa”, destacó. Nieva Woodgate insistió luego en que las hipótesis de público conocimiento “están abiertas y están siendo investigadas”.

Según el fiscal general de Morón, aún no hay elementos firmes “que permitan imputarle algo a alguien”, lo que no implica que no existan sospechosos. En ese sentido, aclaró que Laureano Rodríguez, padre de la chica, habló “de una banda” delictiva del partido de San Martín, donde lo consideran un “buche de la policía”, pero no dio nombres. Sobre el entorno familiar, según el jefe de los fiscales de Morón, se está haciendo “la reconstrucción más precisa y amplia posible del pasado para poder comprender el presente y de esa manera emprender al futuro”.

Tras conocerse los detalles de la autopsia sobre el cuerpo de Candela, que reveló Página/12 y que indican que no estuvo amordazada ni con los ojos vendados ni atada mientras estuvo en vida (sí, una vez muerta, según Woodgate, para acomodar el cadáver en posición fetal y meterlo en la bolsa), tomó fuerza la idea de que estuvo con alguien que la conocía. Tal como se señaló ayer en este diario, la joven habría mentido a sus padres, ya que la reunión con sus amigas scouts para ir a la iglesia no estaba convenida de antemano y más allá de un vecino que dijo haber escuchada una frenada la tarde de la desaparición, el 22 de agosto, no hay indicios de secuestro violento.

Aunque la joven no fue atacada sexualmente, Woodgate señaló ayer, tras un hondo suspiro y ante la insistencia de un periodista en descartar esta línea de investigación, que “en el mundo de las hipótesis, no necesariamente la falta de agresión sexual permite descartar la hipótesis de una trata (de personas) o algo por estilo; lamentablemente, una criatura en buen estado de salud, intacta digamos, vale más que una criatura maltratada, no puedo descartar que haya habido abuso sexual”.

Más allá del padre de Candela, quien pidió ampliar su declaración y subrayó que no tenía deudas pendientes, luego de que se difundiera un audio donde le piden a la tía de la joven que devolviera cierto dinero, varios medios esbozaron la hipótesis de una venganza en el contexto de bandas ligadas al narcotráfico. El involucrado es Raúl Perrota, un ex amante de Carola Labrador, madre de Candela, quien tuvo un hijo extramatrimonial. El hombre dice que tuvo una causa por tenencia simple de drogas, una figura que se aplica, en general, cuando no se prueba la tenencia para comercialización ni para consumo personal.

“Si el fiscal lo cree conveniente o necesario sabe que Perrota no tiene inconveniente en declarar, él no tuvo nada que ver con lo sucedido con Candela”, dijo ayer su abogado, Andrés Rabinovich, quien consideró que su defendido “no es un santo” pero dista de ser un narcotraficante. “No conoce al padre de Candela, no tiene trato con él”, agregó Rabinovich y aseguró que a Rodríguez “en los pasillos de las unidades penitenciarias se lo señala como un buche”, al parecer, porque a las 24 horas de ser detenido por piratería del asfalto, “en forma misteriosa y rápida, cayó toda la banda”.

Por su parte, se mencionó una hipótesis que vincula sentimentalmente a una de las tías de Candela con un supuesto narco apodado “Huevo”, que habría sido secuestrado por una banda dedicada a extorsionar a importantes distribuidores de droga. Ayer, Betiana Labrador, una de las tías, tomó la posta y negó que algún traficante esté en pareja o tenga relación con las tías. Ella misma, al sentirse aludida, aclaró: “¡Por favor! Estoy casada desde hace siete años. Mi marido es camionero. ¿Cómo va a estar involucrada la familia? Que nos sigan investigando hasta el último pelo, si no tenemos nada que ocultar”, dijo la mujer, frente a la casa de Candela.

Según los investigadores, de momento se está realizando una recopilación de datos para su evaluación posterior, a la espera de que surjan teorías más firmes. En este sentido, son importantes las cientos de horas de grabación de cámaras de seguridad que registraron los movimientos en las calles de Villa Tesei, para dar con el vehículo desde donde se arrojó el cadáver, ya que ayer se descartó el auto blanco que había sido visto con el baúl abierto. También se analizan los videos de las cercanías de tres locutorios desde donde llamaron los presuntos captores.

El afán noticioso, criticado ayer por la ministra de Seguridad nacional, Nilda Garré (ver aparte), también fue fastidiar al fiscal general de Morón, sorprendido por “la imaginación” de algunos periodistas. Nievas Woodgate, ante la insistencia de los periodistas por confirmar las hipótesis que andan dando vueltas, respondió: “No tengo ninguna noticia, no tengo que dar algo nuevo, no tengo noticias que darles y hay líneas de investigación abiertas de las cuales no puedo hablar, no quiere decir que estemos desorientados. No me quieran sacar lo que no es conveniente que diga”. El fiscal se retiró aprovechando el hueco de silencio que consiguió de los periodistas. A buen entendedor, pocas palabras.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Diversas personas se fueron acercando aisladamente a lo largo del día para dejar su homenaje a la niña asesinada.
Imagen: Leandro Teysseire
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.