SOCIEDAD › OFICIALIZAN EL COMANEJO DE RECURSOS EN EL PARQUE NACIONAL LANíN

Un manejo en conjunto con los mapuches

Las nueve comunidades que viven en la jurisdicción de ese parque podrán no sólo habitar las tierras, sino aprovechar la naturaleza como recurso de subsistencia y hacer actividades productivas como guías turísticas, cabalgatas o cobro de entradas.

El directorio de la Administración de Parques Nacionales (APN) dejó sin efecto la exclusión de la comunidad mapuche dentro del área protegida Lanín, en Neuquén. Y concedió un reclamo histórico: la creación de un departamento de comanejo dentro del parque sureño. Se trata de una política única en el país de administración conjunta con las autoridades de las nueve comunidades aborígenes que viven en su jurisdicción. El reconocimiento a ese trabajo se logró tras diez días de paro de los empleados, la renuncia del entonces titular y la toma de la intendencia del parque.

En la jurisdicción de ese parque viven nueve comunidades mapuches, a las que se suman otras diez en tierras lindantes. El comanejo intercultural, que pasará a formalizarse con la creación del nuevo departamento, les permite no sólo habitar las tierras, sino aprovechar la naturaleza como recurso de subsistencia, proteger el medio ambiente y realizar actividades productivas, como guías turísticas, cabalgatas o cobro de entradas.

También, constituye “un espacio político para el diálogo y la resolución de conflictos”. Así lo define Fidel Colipán, el werken (líder) de la Confederación Mapuche Neuquina, que mantuvo tomada la intendencia del Parque toda una jornada, lo que impidió la entrada del nuevo intendente, Daniel Ramos, designado tras la renuncia de Eduardo Jones.

El ejemplo más emblemático de las políticas de comanejo, para el werken, fue la aprobación en la Legislatura nacional en noviembre del año pasado de la restitución de tierras para la construcción del primer barrio intercultural en un parque nacional, donde convivirán vecinos sin techo del municipio de San Martín de los Andes y las familias de una de las comunidades mapuches. Un proyecto gestado íntegramente en el intercambio fluido de la administración del parque, el pueblo originario y un municipio, San Martín de los Andes.

“La resolución del directorio es la comprobación de que los parques nacionales son de la gente”, definió para Página/12 Marcelo Fernández, vocero de la asamblea de trabajadores del parque nacional (ATE). “En Lanín hay una alianza estratégica de los guardaparques, el pueblo y la comunidad mapuche. Y hoy (por ayer) quedó demostrado que es totalmente eficaz y un ejemplo para el país.”

La creación del departamento de comanejo en el parque implicará que el manejo conjunto dejará de depender de “la buena onda de guardaparques, para constituirse en un marco de derecho de los pueblos sobre su tierra”, aplaude el referente de los trabajadores.

Para el sector que representa, el de ayer también fue un día de conquista de derechos ya que en el paquete de medidas se consideraban recortes salariales y de personal, que también fueron rechazadas. Además los guardaparques reclamaron la rápida resolución de la administración central sobre un plan de contingencia por el peligro de fuego que generan las condiciones climáticas y por la caída de cenizas del volcán Puyehue.

“La realidad es que hoy no se puede seguir ocultando el avance de los pueblos originarios sobre sus derechos”, augura Colipán, en diálogo telefónico con este diario. Por la línea se escucha el aplauso cerrado y los gritos de festejo de sus compañeros mapuches y de los trabajadores del Parque Lanín.

Informe: Rocío Magnani.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.