SOCIEDAD › EL ROMPIMIENTO DEL GLACIAR PERITO MORENO PODRIA PRODUCIRSE EL SABADO O DOMINGO

La más maravillosa música

El proceso se inició el miércoles a la tarde, con la filtración de agua entre el Brazo Rico y el Canal de los Témpanos, y culminará con un estruendoso derrumbe. Los últimos rompimientos fueron en 2004, 2006 y 2008.

El rompimiento del glaciar Perito Moreno, un espectáculo natural poco frecuente y siempre esperado por los turistas, podría producirse este fin de semana, de continuar al ritmo actual la filtración constante de agua entre el Brazo Rico y el Canal de los Témpanos, en el lago Argentino, un proceso que se inició el miércoles a la tarde. Así lo confirmaron autoridades del Parque Nacional Los Glaciares, en la provincia de Santa Cruz. La ciudad de El Calafate, a 80 kilómetros del glaciar, tenía hasta ayer un 60 por ciento de ocupación de sus plazas hoteleras y se esperaba para estos días una ocupación casi total. El intendente local pidió a la empresa Aerolíneas Argentinas un refuerzo de los vuelos diarios a ese destino.

El fenómeno es consecuencia del avance de la masa de hielo sobre el lago Argentino hasta hacer contacto en un punto con tierra firme. Se produce allí un tapón que divide al lago Argentino. De un lado quedan el Brazo Rico y el Brazo Sur y del otro, el Canal de los Témpanos. El primer sector, alimentado por ríos de deshielo, va subiendo de nivel ya que no puede desagotar, por acción del tapón. Hasta que, por efecto de la presión del agua, se produce una filtración. ése es el comienzo del proceso de rompimiento, que se inició el miércoles último y que culminaría este fin de semana con el desmoronamiento del puente de hielo que une al glaciar con las rocas.

Carlos Corvalán, intendente del Parque Nacional Los Glaciares, explicó que “desde que el hielo culminó el proceso de cierre del flujo de agua entre el Brazo Rico y el Canal de los Témpanos, en octubre pasado, la diferencia de nivel entre ambos espejos de agua llegó a unos seis metros”. El titular de esa reserva señaló que en este momento “continúa una filtración constante de agua y, de seguir esta situación, el sábado o el domingo podría producirse el rompimiento del glaciar”.

El intendente del parque explicó que “el sistema de pasarelas del Glaciar Perito Moreno llega hasta el lago y desde allí se puede ver la fractura. En diálogo con Página/12, Corvalán explicó que “para que se produzca el fenómeno de ruptura del glaciar deben existir tres factores básicos. Primero, el glaciar en sí debe mantener su crecimiento constante hasta tocar la península de Magallanes (donde se encuentran actualmente las pasarelas), obstruyendo así el paso del agua que hay entre el Brazo Rico y el Canal de los Témpanos”. Luego, “el espejo de agua del Brazo Rico debe crecer por encima de los seis metros para ganar presión y así comenzar el proceso que se conoce como ‘filtrado’. Cuando comienza este fenómeno, el paso de agua de un canal al otro se da entre la masa de hielo y el lecho rocoso en el que se apoya la península de Magallanes”, afirmó Corvalán. Finalmente, el puente que queda sobre el canal se desmorona, en el momento culminante de la fractura.

Para los que quieran presenciar este fenómeno natural, la Intendencia del Parque Nacional Los Glaciares decidió extender el horario de acceso de visitantes al predio. El sábado abrirá sus puertas de 6.30 hasta las 20. En el lugar no se puede acampar, ni permanecer en las inmediaciones fuera de ese horario.

“Este fenómemo siempre tiende a aumentar las visitas al Parque Nacional. Esperamos que entre 4500 y 5000 personas concurran por día”, informaron desde el Parque Nacional Los Glaciares. El intendente de El Calafate, Javier Belloni, afirmó que “se espera el arribo de un importante número de personas, especialmente de Santa Cruz y de la región” patagónica. Hasta ayer, la ocupación hotelera era del 60 por ciento. Belloni se comunicó con el presidente de Aerolíneas Argentinas, Mariano Recalde, para solicitar que “si la demanda de pasajes supera los vuelos habituales, se habiliten nuevos vuelos”.

La primera fractura del glaciar de la que se tenga constancia sucedió en 1917. El último rompimiento fue el 9 de julio de 2008. En esa ocasión sólo unos 300 turistas pudieron ver en vivo la ruptura ya que, por primera vez, ocurrió en invierno.

Los ciclos no son regulares. Las fracturas ocurridas en 1980, 1984 y 1988 hicieron suponer que ocurrirían cada cuatro años. Pero el siguiente rompimiento sucedió dieciséis años después, en 2004, cuando el desnivel del agua había alcanzado unos treinta metros, y la posterior fue a los dos años, en 2006, para volver a repetirse en 2008.

Informe: Sabrina Améndola.

Compartir: 

Twitter
 

El despliegue de pasarelas permite ver desde cerca el impactante fenómeno.
Imagen: Télam
 

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.