SOCIEDAD › MUCHOS BARRIOS CONTINUABAN ANOCHE SIN LUZ

Después del vendaval, la oscuridad

La violencia de la tormenta que azotó el área metropolitana la noche del miércoles derribó postes y cortó cables de la distribución eléctrica, especialmente en el sur y el oeste del Gran Buenos Aires. Debido a la contingencia, muchas localidades se quedaron sin suministro eléctrico por varias horas e incluso anoche vastas zonas permanecían a oscuras. Vecinos de Don Bosco cortaban anoche el Acceso Sudeste para protestar por los cortes. El temporal también generó falta de agua o baja presión en el conurbano bonaerense y el sur porteño. En tanto, desde el Ministerio de Planificación Federal se intimó a las empresas a restablecer el servicio a la brevedad.

Voceros de las empresas concesionarias Edenor y Edesur estimaron –al cierre de esta edición– que el servicio de electricidad se restablecerá entre un 80 o 90 por ciento, durante las próximas horas.

Una de las áreas más castigadas por el temporal corresponden a la zona oeste del Gran Buenos Aires –concesión de Edenor–, fundamentalmente los partidos de Ituzaingó, Moreno, La Matanza, Merlo, Morón y Hurlingham. A raíz de ello, la empresa tomó contacto con los intendentes municipales para coordinar las tareas necesarias para superar los inconvenientes originados por el temporal.

Eduardo Mirabelli, portavoz de Edenor, dijo a Página/12 que “todas las cuadrillas están abocadas a la normalización del servicio desde la anoche (por el miércoles), por lo que la empresa prevé tener resueltas entre el 80 y 90 por ciento de las afectaciones durante el transcurso de hoy (por ayer)”.

Asimismo, Mirabelli señaló a este diario que “la red eléctrica fue arrasada, como consecuencia del devastador temporal”. Añadió: “Que quede claro que no se trata de un problema de electricidad, sino que es consecuencia de un fenómeno climático inusual que nadie pudo prever”.

Además, el portavoz de Edenor afirmó: “Estamos realizando un trabajo de campo, recorriendo las redes del tendido eléctrico, ya que no podemos reenergizar los cables sin coordinar tareas con personal de Defensa Civil de los distintos municipios, porque hay peligro de electrocución”.

Por su parte, la compañía Edesur estimó –a través de un comunicado– que “en el transcurso de la jornada (de ayer) se recuperaría el suministro del 90 por ciento de los clientes afectados desde el inicio de la tormenta” e informó que “las ráfagas superiores a 100 kilómetros por hora provocaron daños graves en el tendido eléctrico aéreo”.

“Por ello la compañía se ve obligada a mantener interrumpido el suministro con carácter preventivo en zonas donde la existencia de redes eléctricas caídas y cables cortados, podrían constituir un peligro para la seguridad de la población en caso de mantenerse energizados”, aclaró la empresa.

Mientras tanto, la empresa AySa indicó que “la caída de árboles en el tendido eléctrico por el temporal también generó baja presión o falta de agua en el conurbano bonaerense y el sur porteño”.

AySA dispuso ayer un “plan de acción inmediata” con envío de camiones cisterna, para asistir a los afectados en los municipios de Florencio Varela, Merlo, Moreno y Ensenada. “En todas las localidades se prioriza el envío del suministro alternativo para abastecer hospitales, centros de salud, asilos de ancianos y otras instituciones. Aunque informaron que el suministro eléctrico que alimenta las Estaciones Elevadoras y Rebombeos se estaba regularizando anoche y el servicio de distribución de agua se normalizaba en forma paulatina.

Informe: Sabrina Améndola.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.