SOCIEDAD › JUAN MANUEL MORA Y ARAUJO

“Fomentar el diálogo”

El vicepresidente de la Fundación El Arte de Vivir, Juan Manuel Mora y Araujo, confirmó a Página/12 que la organización dicta cursos de capacitación para docentes y alumnos de escuelas porteñas, públicas y privadas. Aclaró que por parte de la fundación los cursos no son obligatorios y aseguró que el Gobierno de la Ciudad “no pagó un peso por los cursos”.

–Nosotros ofrecemos cursos en escuelas, para docentes y alumnos, de educación en valores humanos, para reducir los niveles de violencia y agresión. Para generar herramientas de fortalecimiento, fomentar el diálogo y reducir los niveles de estrés. Estos cursos se hacen mediante procesos lúdicos, con ejercicios de relajación, yoga y respiración. Se dan clases a niños a partir de los ocho años. Ese tipo de cursos se ha hecho mucho en Estados Unidos y por supuesto en la India. Estoy convencido de que programas como este ayudan a generar diálogo y regenerar el vínculo entre chicos y docentes. Hemos trabajado con muchos docentes que nos han pedido ayuda para bajar la violencia y la agresión

–La pregunta es por qué se dan estos cursos como capacitación a docentes.

–Porque si no hay un trabajo con los docentes el programa se cae. Si uno le pregunta a un chico cómo hace un adulto para reducir el estrés nos va a decir que tomando alcohol, fumando o tomando pastillas. Hay que hacer entonces un trabajo con los adultos.

–Hay docentes que han cuestionado que se incluya este curso como capacitación, cuando no es un tema incluido en la currícula.

–Hace cuatro o cinco años que hago cursos con docentes de escuelas públicas y privadas y nunca recibí una queja, nunca escuché una crítica. Aunque reconozco que hay gente a la que no le gusta trabajar con el yoga. Somos conscientes de que estos cursos no están incluidos en los programas, pero son muy útiles, pueden hacerse en contraturno, con docentes y también con padres. Estoy convencido de que con los años este tipo de programas van a estar más presentes.

–El problema es que se ha obligado a los docentes a tomar estos cursos.

–Desde la fundación nunca ofrecemos el programa de manera obligatoria, porque sabemos que un participante que no quiere estar no nos sirve. Siempre se hacen a pedido de los directores, que quieren resolver así algún tipo de situación conflictiva.

–Algunos docentes han dicho que les han cobrado el curso. ¿Esto es posible?

–Un docente que hace el curso de manera individual paga como cualquier persona, pero tiene un beneficio del 50 por ciento de descuento. Pero cuando el programa se hace en una institución, los docentes no pagan nada. Por ejemplo, si me llama el Ministerio de Educación de Río Negro para dar un curso en escuelas de la provincia, se hace cargo el gobierno provincial.

–Entonces, en los jardines donde no se cobró, pagó el Gobierno de la Ciudad.

–No, el Gobierno de la Ciudad no ha pagado un peso.

–¿Cómo puede ser que el Ministerio de Educación desconozca que ustedes están dando cursos a los docentes?

–Porque muchas veces se hacen a pedido de los directores de una escuela.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.