SOCIEDAD › ESTá PRESO Y LA BODA SERá MAñANA EN PICO TRUNCADO

Se casa con la gemela de su víctima

Por ahora, la información da para la sorpresa y, superada ésta, para la especulación. Víctor Cingolani, condenado a 13 años en julio por participar en el asesinato de su ex novia, la modelo Johana Casas en Santa Cruz, en 2010, contraerá matrimonio con Edith Casas, hermana gemela de la víctima. Los padres de las gemelas no se recuperaron aún del impacto de la noticia y la consideran como una traición. La joven que contraerá matrimonio durante el juicio entregó una carta al tribunal en la que denunciaba que Cingolani la había violado varias veces. Para completar la escena y abrir especulaciones, Marcos Díaz, quien era pareja de Johana en el momento del crimen, fue detenido bajo la sospecha de haber sido el autor de los disparos y el año que viene será juzgado. Pero antes, mañana mismo, Cingolani y Casas contraerán nupcias en la alcaidía de Pico Truncado.

El 16 de julio de 2010, el cuerpo de Johana Casas, de 20 años, apareció en un descampado de Pico Truncado, con dos disparos en el pecho. Por el crimen fue detenido Cingolani, quien antes, durante un año, había sido novio de Johana pero también de Edith. Durante el juicio que se realizó en julio pasado, Cingolani fue hallado culpable como partícipe en el crimen y condenado a 13 años. Mientras, quien era pareja de Johana en ese momento, Marcos Díaz, fue detenido y luego liberado porque no se encontraron pruebas en su contra. Díaz se puso de novio con Johana cuando ésta se distanció de Cingolani. Diez meses después decidieron ir a vivir juntos. Cuatro días más tarde, Johana apareció baleada. Ya avanzada la investigación, se pudo detectar el ADN de Díaz en unas colillas de cigarrillos en el lugar del crimen. Cuando lo fueron a detener no lo encontraron. Estuvo prófugo durante un tiempo, hasta que finalmente fue detenido. Sospechan que fue él quien disparó. El juicio en su contra tendrá lugar el año próximo.

Pero lo que conmovió a los padres de las dos gemelas fue enterarse sorpresivamente de que Edith contraería matrimonio con Cingolani. Toda la familia se opone, pero, según el Registro Civil, el casamiento es prácticamente un hecho: se encuentra reservada la fecha en el Registro Civil de Truncado para mañana y los novios ya se efectuaron los exámenes médicos. Sólo falta dar el sí.

Durante la investigación del crimen Edith había presentado ante los jueces una nota en la que acusaba a Cingolani de haberla violado en varias ocasiones.

La madre de Edith, Marcelina Orellana, consideró que su hija tiene “graves problemas psiquiátricos” y supone que sabe algo más del crimen de su hermana. Agregó que se enteró del casamiento por versiones, ya que Edith “no habla con nadie de la familia porque sabe que no la vamos a aplaudir por lo que va a hacer”.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.